Oviedo, M. J. IGLESIAS

El diplomático asturiano Alfredo Martínez Serrano (Oviedo, 1971) ha sido nombrado ministro-consejero de la Embajada de España en Egipto, con sede en El Cairo, lo que en la práctica supone ser el número «dos» de la legación, inmediatamente por debajo del embajador, el vasco Fidel Sendagorta. A su vez, Sendagorta ha asumido el cargo tras ser jefe de zona para el mundo árabe y Mediterráneo en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Martínez Serrano se incorporará a su nuevo puesto en El Cairo el próximo día 25 de julio. Según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, se encuentra muy ilusionado ante la perspectiva de desarrollar su labor en uno de los países que centra la atención internacional en el último año, desde la llamada Primavera Árabe, y en el que España tiene numerosos intereses. Una de sus primeras misiones será la de ponerse al frente de la Embajada, ante la ausencia del titular durante varias semanas

El ministro José Manuel García-Margallo ha confiado en Martínez Serrano para ocupar uno de los cargos de mayor relevancia en las representaciones de España en la región, inmersa en un complejo proceso de cambios políticos. Durante los últimos cinco años, Alfredo Martínez, casado con una ovetense, ha sido segundo jefe de protocolo en la Casa Real, adscrito a los Príncipes de Asturias. Cada año era habitual su presencia en los actos y ceremonia de entrega de los premios «Príncipe de Asturias».

El nuevo número dos de la embajada en Egipto es licenciado en Derecho por las universidades de Oviedo y Pisa, máster por la Universidad de Bruselas y en Gestión Pública por el IESE de la Universidad de Navarra. También ha realizado varios cursos en Estados Unidos. Habla inglés, francés, italiano, árabe y búlgaro.

Ingresó en la carrera diplomática en 1997. Su primer destino fue el gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, de donde pasó a las segundas jefaturas de las embajadas de España en Arabia Saudí, Bulgaria y El Salvador, donde tuvo como «jefe» al también asturiano, de Colunga, Jorge Hevia, actual embajador de España ante la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington.

Hevia ha destacado en numerosas ocasiones el alto sentido del deber y del servicio público del joven diplomático asturiano, al que ha vaticinado una brillantísima trayectoria. Quienes lo conocen resaltan también su tenacidad y dedicación, así como una especial capacidad de comunicación.

A pesar de su juventud, Alfredo Martínez Serrano ha pasado por diferentes destinos que le han permitido conocer de primera mano los tres grandes pilares de la política exterior de España: el mundo árabe, la Unión Europea e Iberoamérica.