26 de julio de 2012
26.07.2012
La Nueva España

El «número dos» de HC califica de «diligente» la reacción para frenar el vertido de Aboño

Miguel Stilwell cree que la térmica es un «orgullo» y afirma que «asumiremos responsabilidades» l El Principado niega «descoordinación» tras la fuga

26.07.2012 | 02:00
Los alumnos becados, ayer, a la entrada de la Facultad de Economía y Empresa. En primera fila, de traje y por la izquierda, Vicente Gotor, Miguel Stilwell y Nicanor Fernández.

Oviedo, Eloy MÉNDEZ

Miguel Stilwell se convirtió ayer en el primer alto cargo de HC Energía que da la cara públicamente por el vertido de hidrocarburos procedente de la térmica de Aboño, que obligó a cerrar temporalmente varias playas del litoral asturiano y que ha ocasionado un importante debate político en torno a la actuación de la compañía y del Principado para hacer frente al accidente. «Las cosas se hicieron de un modo responsable y diligente», señaló el consejero delegado de la eléctrica. Y añadió que «para nosotros es fundamental asumir las responsabilidades cuando se producen». Por su parte, el consejero autonómico de la Presidencia, Guillermo Martínez, rechazó «falta de coordinación» entre varios departamentos del Ejecutivo regional durante las horas posteriores a la fuga. «La cronología exacta de los hechos se conocerá cuando finalice la investigación», indicó.

El «número dos» de HC Energía aprovechó un acto con el grupo de alumnos becados que han trabajado en los diferentes centros de la compañía durante los últimos meses para defender la gestión llevada a cabo por la dirección en relación al vertido de Aboño, que afectó a arenales de los concejos de Carreño, Gijón, Villaviciosa, Caravia, Ribadesella, Llanes y de dos municipios cántabros -en la mayoría de los casos, los restos de contaminación fueron testimoniales y ni siquiera obligaron a prohibir el baño. «Hemos trabajado de modo coordinado con las autoridades competentes para reducir el impacto que el accidente podía tener en la costa, hemos facilitado la tarea de los medios de comunicación para trasladar a la sociedad asturiana con todo detalle lo que había ocurrido en el interior de la central y estamos en contacto permanente con los colectivos que puedan sentirse afectados para buscar las soluciones más adecuadas», sentenció.

Stilwell, que calificó la central térmica de Aboño como «orgullo del grupo Edp», al que pertenece HC Energía, destacó además que «trabajamos incansablemente para minimizar el impacto que nuestra actividad industrial pueda tener en el entorno y lo hemos hecho como siempre, del modo más eficiente y discreto posible». «Estamos convencidos de que así quedará demostrado en los procedimientos que ahora se inician para aclarar lo sucedido en el accidente», concluyó, en relación al expediente sancionador abierto por el Principado, que podría acabar en una multa de unos dos millones de euros si finalmente se considera que la infracción es de la máxima gravedad.

El fuelóleo de Aboño se volvió a colar una vez más en la reunión semanal del Gobierno autonómico, unas horas después de la comparecencia en la Junta General de la responsable de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, para informar del procedimiento llevado a cabo tras conocerse el inicio de la fuga. «No se puede hablar en ningún caso de que el Ejecutivo actuara con descoordinación», apostilló ayer el consejero de Presidencia, tras explicar que el primer aviso recibido por las autoridades regionales se produjo a las 8.50 horas a cuenta de «un particular que advirtió de la presencia de hidrocarburos en las proximidades del litoral» de las playas de Xivares y Santa María, en Carreño. «Dimos cuenta a todos los organismos competentes y a la Delegación del Gobierno a las 9.02 horas y HC se puso en contacto con la Consejería de Medio Ambiente a las 9.20 horas», comentó Martínez. Además, explicó que «aún se desconoce la cantidad de vertido que llegó al mar». «Se sabrá cuando se concluyan las indagaciones», finalizó.


Becados con luz propia

Oviedo, E. M.

Los diferentes centros que HC Energía tiene repartidos por toda la región están desde ayer menos concurridos tras la marcha de los 150 becarios que, durante los últimos meses, realizaron prácticas profesionales en todos los departamentos gracias a un programa impulsado por la fundación de la compañía. Los alumnos, seleccionados entre los mejores de su promoción por expediente académico, recibieron ayer los diplomas acreditativos de su paso por la eléctrica para poner fin a su primera experiencia laboral tras acabar los estudios universitarios. «Esta compañía ha sabido entender que, incluso en épocas de crisis como la que vivimos, hay que seguir apostando por la formación y por los jóvenes, porque en ellos reside nuestra esperanza y nuestro futuro», afirmó el rector, Vicente Gotor, en el cierre del acto solemne.

El aula magna de la Facultad de Economía y Empresa se quedó ayer pequeña en la despedida de los «becarios de HC», una figura ya institucionalizada en la empresa dos décadas después de que se pusiera en marcha este programa de ayudas a la inserción laboral. Además de la plana mayor de la institución académica, también asistieron el consejero delegado de la eléctrica, Miguel Stilwell, y el director de la Fundación Hidrocantábrico, Nicanor Fernández. «Esta iniciativa es una muestra de la inteligencia empresarial, ya que se aprovecha la inversión que se realiza en la formación de personal altamente cualificado», afirmó Gotor, para concluir que «es el camino que debemos seguir en las relaciones entre la Universidad y la empresa».

Uno a uno, los participantes en el programa recogieron el documento que oficializa sus prácticas tutorizadas por varios responsables de HC. Procedentes de diferentes titulaciones, cada uno de ellos desempeñó su labor en departamentos relacionados con su formación para conseguir la adquisición de conocimientos que les permita desenvolverse con mayor facilidad en su ámbito profesional. «Lleváis ya unos meses trabajando con distintas funciones en una de las empresas con mayor tradición en Asturias, cuya preocupación por la selección de los mejores y la necesidad de hacer las cosas bien y de un modo sostenible queda patente», indicó, por su parte, Stilwell. El consejero delegado también indicó que «nuestro compromiso con la región es indudable». Y puso como ejemplo «los más de mil empleados» con los que cuenta la eléctrica. «Os pido que seais portavoces de este compromiso que hace más de cien años esta empresa adquirió con el Principado y que cada día renovamos», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído