16 de diciembre de 2012
16.12.2012
 

Diputados exentos de impuestos

Una ley estatal aprobada en 2006 excluye de tributación las asignaciones a todos los parlamentarios para gastos de viajes y desplazamiento

16.12.2012 | 01:00

Oviedo, J. A. ARDURA


La asignación que reciben los diputados asturianos para sus gastos de kilometraje, manutención y estancia está exenta de pagar el impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF). Los parlamentarios de la Junta perciben por esos conceptos una cantidad que ronda los 11.200 euros al año, según reveló ayer el colectivo de funcionarios Conceyu por Otra Función Pública. Una ley estatal, aprobada en 2006, excluye de tributación las cantidades abonadas para gastos de viaje y desplazamiento tanto de los diputados y los senadores nacionales como de los parlamentarios autonómicos y de los miembros de las diputaciones provinciales.


Los diputados asturianos perciben mensualmente una asignación base, que varía en función del puesto que desempeñan y de si tienen dedicación exclusiva en la Junta o no. Además, la nómina refleja una asignación para «gastos de viajes y desplazamiento», que se desglosa en dos apartados: uno para gastos de locomoción y otro para manutención y estancia con una cantidad fija de 933 euros. De hecho, el cálculo de las dos pagas extra anuales de los diputados tiene en cuenta también los ingresos por esos gastos de viajes y desplazamiento. Cabe recordar que los parlamentarios de la Junta han renunciado este año a la extra de Navidad, que fue suprimida por decreto ley a los trabajadores públicos.


El término dieta no aparece en el acuerdo de la Junta de Portavoces y de la Mesa de la Cámara que regula los ingresos de los diputados asturianos y que fue adoptado el pasado 7 de mayo, tras las elecciones autonómicas de marzo. En cambio, tanto el colectivo Conceyu por Otra Función Pública como los sindicatos de funcionarios sostienen que esas asignaciones «suponen en la práctica el cobro de dietas en la nómina de los diputados, mediante un concepto retributivo mensual para gastos de viaje y desplazamiento». Y en este punto es donde el colectivo de funcionarios llama la atención y pide explicaciones a la Junta General del Principado: «Lo peculiar de este sistema retributivo es que la dieta de manutención y estancia se paga a los diputados de la Junta con un complemento mensual por un importe fijo (933,74 euros), cuando las dietas son indemnizaciones eventuales y no permanentes. La Junta ha convertido en un complemento mensual fijo lo que debería ser una percepción esporádica, eludiendo así la necesidad de justificar los gastos que los diputados tuvieran en sus desplazamientos», sostiene Conceyu. «Esta ley permite tributar a la carta a nuestros diputados regionales que, encima, niegan cobrar dietas», expone José Luis González, de USIPA. Conceyu, por su parte, afirma que «la Junta debería clarificar si los diputados declaran esos ingresos fijos de 11.200 euros y, si no lo hacen, corresponde a la Inspección de Hacienda investigar esta clara apariencia de fraude fiscal».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas