23 de febrero de 2013
23.02.2013

El rector exige al Gobierno que desbloquee el nombramiento de nuevos profesores

«Sólo nos permiten adjudicar una plaza por cada diez vacantes, es un límite excesivo», se lamenta Gotor durante la jura de catedráticos y titulares

23.02.2013 | 00:00

Oviedo, Eloy MÉNDEZ


La Universidad de Oviedo adolece de profesores. El rector advirtió ayer de que el recambio generacional de la plantilla docente e investigadora está en peligro por las fuertes restricciones impuestas por el Gobierno central para el reemplazo de jubilados. «Sólo nos permiten adjudicar una plaza por cada diez que se quedan vacantes. Es una limitación excesiva», señaló Vicente Gotor durante el acto solemne de jura de los nuevos decanos, directores de Escuela, directores de departamento, catedráticos y titulares, muchos de ellos en el cargo desde hace varios meses. El máximo responsable académico pidió a sus compañeros «caminar de la mano» para afrontar la difícil situación económica de la institución. «Tendremos que ser imaginativos para hacer nuestro trabajo con mucho menos. Ya veremos cómo pagamos la luz y el agua, aunque estoy convencido de que las pagaremos», subrayó, en su línea reivindicativa de los dos últimos meses, desde que el Principado aprobó su fuerte ajuste presupuestario.


Gotor desveló que la Universidad de Oviedo cuenta con 67 profesores acreditados ante la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad (ANECA) a la espera de convertirse en catedrático y con 44 para ser titular. «El Gobierno sólo nos permite una tasa de reposición del 10 por ciento desde el real decreto aprobado en diciembre de 2011. La Conferencia de Rectores Españoles estamos peleando por lograr un 20%. Aun así, sería poco», reconoció. «Con esta imposición, tan sólo podríamos sacar a concurso un puesto para los más de cien aspirantes», añadió, tras el acto. «Nuestra gran prioridad será mantener la plantilla, pero también hay que dejar claro que la situación es la que es», remató. Y felicitó a los asistentes por conseguir un cargo «in extremis», gracias a una convocatoria aprobada el día antes de que entrara en vigor la nueva norma. «En toda España, son 5.100 los que esperan que se desbloquee esta situación», indicó.


El rector instó a todos los presentes en el paraninfo del edificio histórico universitario a «seguir en la misma línea de superación que habéis protagonizado». Y tuvo palabras de agradecimiento para José Carlos Rico, ex vicerrector de Campus, Departamentos y Centros, que decidió hace dos semanas abandonar el cargo por motivos personales y académicos. «Intenté convencerlo durante un mes para que siguiera, pero me fue imposible», dijo Gotor, tras calificarlo de «gran profesional y gran amigo». Las competencias del ingeniero se las repartirán entre Santiago Álvarez y Víctor Guillermo García. El máximo mandatario académico eludió, por contra, hacer ninguna mención hacia el ex gerente Eusebio González, cesado tras la aparición de un anónimo que le vinculaba a empresas del «caso Marea». «En todos estos años, hemos trabajado con transparencia», se limitó a señalar.


El paraninfo se abarrotó para un acto que duró más de hora y media y que estuvo protagonizado por el centenar de docentes que estrenaban cargo en la Universidad, arropados por sus familiares y amigos. Entre los que desfilaron para jurar lealtad al Rey y a la Constitución estaban el secretario general de la Universidad, Ignacio González del Rey, nuevo catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social, y Vicente Gotor Fernández, hijo del rector y que accedió oficialmente a su plaza de titular de Química Orgánica. Muchos se fotografiaron después con sus compañeros para dejar constancia de una jornada que marcará sus carreras profesionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook