28 de febrero de 2013
28.02.2013

Javier Fernández, firme frente a Cataluña

La censura del presidente del Principado hacia las pretensiones soberanistas del PSC choca con los coqueteos que mantuvo en su día Areces con Maragall

28.02.2013 | 00:00
Por la derecha, Vicente Álvarez Areces, Pascual Maragall y el actual comisario europeo Joaquín Almunia, durante un cónclave socialista en 2004. | lne

Al frente del consejo territorial del PSOE, al presidente del Principado, Javier Fernández, el «problema catalán», trasladado estos días a las mismas entrañas de su partido por la ruptura con la facción catalana (PSC), le toca directamente: por el papel relevante que juega en el socialismo español, al frente de la política territorial, y porque aspira a conseguir un modelo de Estado «cómodo para todos los españoles». Es el objetivo que se han puesto en el PSOE para antes de que entre el verano: encontrar la fórmula ideal.


La opinión de Javier Fernández es proclive al federalismo, con una definición clara y concisa del mismo. «No es igual el modelo alemán, que el mexicano o el suizo», han dicho alguna vez desde el entorno del líder asturiano. Su idea es la de un Estado con vocación de estabilidad, «confortable para todos los españoles», ha comunicado a los suyos.


Frente al PSC se mantiene firme y partidario de «redefinir las relaciones» entre dos organizaciones «que son diferentes». Y fue más claro. «El PSC es un partido que no quiere la separación de España, pero sí quiere el referéndum, mientras que el PSOE no lo apoya en absoluto».


No parece el líder regional dispuesto a hacer concesiones a las pretensiones soberanistas catalanas, rompiendo la línea que, en otros tiempos, trazó otro presidente asturiano. Vicente Álvarez Areces coqueteó con el «federalismo asimétrico» que pregonaba el también socialista Pasqual Maragall. Su idea era «reducir el déficit fiscal de Cataluña» o, lo que es lo mismo, aportar menos a la caja común.


«Coincido y comparto muchas de las propuestas del señor Maragall», dijo Areces en alguna ocasión, siempre en foros catalanes, entre los años 2001 y 2003.


Una postura de la que ahora se alejan en la Federación Socialista Asturiana (FSA), desde donde señalan a una opción particular de Areces y no del PSOE regional (ya lo lideraba Javier Fernández), a pesar de que era presidente del Principado bajo sus siglas.


Ni siquiera a Areces le duró eternamente la inclinación por Maragall. Fue en 2004, en Madrid, en el Fórum Nueva Economía, donde precisamente hoy Javier Fernández pronuncia una conferencia, cuando el entonces presidente del Principado se desmarcó de sus posturas anteriores y rechazó ideas de financiación que consideraba «generarían desequilibrios territoriales».


Javier Fernández no caerá en esa contradicción porque ya fue un firme defensor de huir de ese tipo de propuestas durante la última Conferencia de presidentes autonómicos. Rechaza que prime la población total y pide comprensión hacia las regiones con dificultades orográficas y dispersión de sus habitantes, entre otros parámetros.


Todo esto se dilucida con el incómodo escenario de fondo de la ruptura con el PSC. La corriente mayoritaria en el PSOE es partidaria de cortar los pocos lazos que les quedan con sus socios catalanes y no falta quien cree que para mantener el porcentaje de apoyo electoral en Cataluña se bastarían con sus siglas de ámbito nacional sin apoyarse en el PSC.


Más información, en página 39

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído