31 de marzo de 2013
31.03.2013

Los funcionarios tendrán un nuevo sistema para repartir las vacaciones

El Gobierno negocia con los sindicatos un decreto sobre jornada laboral, permisos e incapacidad temporal

31.03.2013 | 00:00
Una manifestación de los funcionarios en el edificio de servicios múltiples.

Oviedo, P. GALLEGO


El Gobierno del Principado y los sindicatos que representan a los casi 35.000 empleados públicos asturianos negocian estos días un nuevo decreto sobre jornada laboral, vacaciones, permisos e incapacidad temporal. El decreto, la adaptación autonómica del impulsado por el Gobierno central de Mariano Rajoy, incluye medidas para facilitar la conciliación de las vidas laboral y personal, una nueva forma de repartir las vacaciones -con la posibilidad de coger días sueltos, al estilo de los desaparecidos «moscosos», aunque descontándolos del mes de vacaciones- y la posibilidad de coger hasta cuatro días libres por motivos de salud sin necesidad de presentar justificantes médicos o coger una baja. El decreto afectará a la totalidad de los empleados públicos, incluidos los de la sanidad y la educación.


El decreto «viene a compensar, en una pequeña medida, la legislación estatal», explica el presidente de la Junta de Personal Funcionario del Principado, Miguel Ángel González. Para los trabajadores públicos, desde la última reforma a nivel estatal impulsada por el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy, pasar tres días de baja significaba perder, ese mes, el 50 por ciento de la nómina. Si el nuevo decreto que estos días negocia el Principado sale adelante, para disfrutar de estos cuatro días anuales -aunque seguidos sólo podrán cogerse tres- bastará con la «declaración responsable suscrita por el interesado», afirmando que su ausencia laboral está causada por un problema de salud. Los funcionarios piden también que el listado de enfermedades por las que, incluso de baja, se cobra el cien por ciento de la nómina se amplíe.


Para el presidente de la Junta de Personal, las medidas más importantes contenidas en el borrador de decreto no son las relacionadas con la incapacidad temporal, sino con la conciliación de la vida familiar con el trabajo de los empleados públicos. Según explica González, el decreto «recupera muchos de los permisos que se habían suprimido por la legislación estatal». Por ejemplo, la posibilidad de pedir un permiso en el trabajo para acompañar a un hijo al médico. Si en lugar de un menor se trata de acompañar a una persona mayor, el borrador no incluye un permiso directo, sino la posibilidad de «flexibilizar el horario» para recuperar las horas. «Pedimos que también se incluya como permiso», explica González.


En el apartado relacionado con las vacaciones, la normativa estatal había reducido a tres los días de libre disposición. Ahora, según este nuevo decreto, de las vacaciones podrán cogerse también días sueltos a lo largo del año, sin necesidad de que sean cinco días seguidos, como ocurría hasta ahora.

El decreto


Cuatro días por enfermedad


El borrador del decreto sobre jornada laboral, vacaciones, permisos e incapacidad temporal incluye la posibilidad de coger cuatro días por enfermedad sin necesidad de una baja.


Facilitar la conciliación


La norma permitirá coger permisos para llevar al médico a los niños y flexibilidad de horarios para otros asuntos.


Días sueltos de vacaciones


El decreto permitirá coger de las vacaciones días sueltos a lo largo del año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine