13 de abril de 2013
13.04.2013

Varios colectivos sociales rechazan el desmantelamiento de la UTE de Villabona

Los familiares lamentan el «deterioro» del proyecto, con casi 500 reclusos

13.04.2013 | 00:00
Participantes en el acto de apoyo a la UTE de Villabona que se celebró ayer en la sede de la Procuradoría General.

Oviedo, M. J. IGLESIAS


Varios colectivos y organizaciones no gubernamentales (ONG) de ámbito asturiano denunciaron ayer, en la sede de la Procuraduría General del Principado, el desmantelamiento progresivo que, a su juicio, se está produciendo en la Unidad Terapéutica y Educativa (UTE) implantada desde hace veinte años en el centro penitenciario de Villabona y en la que, actualmente, se encuentran adscritos casi 500 reclusos.


Raquel García, como representante de los familiares de los presos de la UTE, leyó un manifiesto, suscrito por todos los grupos que respaldan el proyecto, en el que se destaca «la falta de entendimiento y voluntad de conciliar los dos modelos distintos de prisión que coexisten en el mismo centro penitenciario», en alusión a los módulos de respeto, que también ofrecen beneficios para los reclusos.


Los defensores de la UTE también lamentan el «progresivo deterioro» de las labores que se llevan a cabo en la unidad, concebida como un espacio sin drogas dentro de la prisión. Así, destacan la supresión del equipo multidisciplinar, los impedimentos para la coordinación y movilidad de sus integrantes, los obstáculos en los modos de funcionamiento y de organización interna, o la supresión de comisiones de servicio de varios educadores, «que vacían de contenido la unidad hasta dejar solamente las siglas», subrayó Raquel García. A su juicio, la UTE no supone un desembolso extra para la Administración. «Esto debería alejar futuras tentaciones de tratar de privatizar este tipo de intervenciones», aseguró.


Rosa Fernández García, presidenta de la Asociación de Amigos y Familiares de la UTE, señaló que los internos aguantan el tipo «por el bagaje de formación que llevan detrás». Añadió que esta unidad puede coexistir dentro del recinto del centro penitenciario, con la prisión convencional, siempre que se mantengan sus espacios y se respete la metodología interna «De lo contrario, se impide el desarrollo del proyecto y se anula la posibilidad de seguir funcionando», advirtió.


Por su parte, el diputado de Izquierda Unida (IU) Gaspar Llamazares ha defendido la labor desarrollada en la UTE ante el director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODOC), Yury Fedotov. Llamazares le ha planteado lo que tilda de «conflicto abierto en la UTE de Villabona por parte de Instituciones Penitenciarias».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído