30 de abril de 2013
30.04.2013

El Gobierno asturiano aprueba el impuesto que sustituirá al canon de saneamiento

La nueva norma mantiene la exención para agricultores y ganaderos y, como principal novedad, fija la exención para usos domésticos

30.04.2013 | 14:18

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el proyecto de ley por el que se crea el nuevo impuesto sobre afecciones ambientales del agua, que sustituirá al canon de saneamiento, y cuya aplicación no supondrá ningún incremento fiscal al mantenerse tanto la base imponible como los tipos impositivos.

Esta modificación normativa estaba contemplada en el proyecto de presupuestos del Principado para 2013 dado que, según el consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo, Guillermo Martínez, tras trece años de vigencia del canon de saneamiento, que se venía cobrando desde el año 2000, se hacía necesaria su revisión para adaptarla a la normativa tributaria vigente.

Asimismo, pretende clarificar y concretar la naturaleza del tributo y dar homogeneidad mediante una ley específica a un texto normativo que ha sufrido desde su aprobación numerosas modificaciones.

La nueva norma mantiene la exención para agricultores y ganaderos y, como principal novedad, fija la exención para usos domésticos de forma que no tendrán que tributar aquellos cuyo vertido posterior no pueda realizarse a través de redes públicas de saneamiento.

Esta exención sólo dejará de aplicarse cuando la vivienda se encuentre en suelo clasificado como urbano o en núcleos rurales definidos según el planeamiento urbanístico vigente que dispongan de infraestructuras públicas de saneamiento ya ejecutadas y en funcionamiento.

Tampoco estarán exentas aquellas viviendas aisladas que estén a una distancia no superior a 100 metros de redes de alcantarillado o infraestructuras públicas de saneamiento.

Tras la aprobación de la ley, la gestión del tributo pasará a dependerá del ente público de Servicios Tributarios y los ingresos que se recauden corresponderán a la Junta de Saneamiento.

La previsión de ingresos que consta en los presupuestos para este año por este impuesto alcanza los 56,5 millones de euros después de que su liquidación en las cuentas de 2012 fuese de 58 millones.

Además, en la reunión celebrada hoy, el Consejo de Gobierno ha autorizado la contratación del proyecto y obra de construcción de una estación depuradora de aguas residuales para la ría del Eo.

La actuación, que será licitada por la Junta de Saneamiento, cuenta con un presupuesto plurianual de 6,3 millones de euros, y el plazo total previsto para su ejecución será de 36 meses.

Esta depuradora permitirá dar solución definitiva al tratamiento de las aguas residuales de origen urbano de varias parroquias de los concejos de Castropol y Vegadeo, que actualmente vierten sus aguas a la ría del Eo.

Las localidades directamente beneficiadas en el concejo de Castropol serán Barres, Castropol, Figueras, Moldes y parte de las parroquias de Piñera y Seares mientras que en Vegadeo, la actuación afectará parcialmente a las localidades de Piantón y Vegadeo.

La nueva depuradora se construirá próxima al núcleo de Granda, en la margen derecha de la ría, entre las poblaciones de Vegadeo y Castropol, y tendrá capacidad de tratamiento suficiente para soportar la variación estacional de población en la zona.

En estos momentos, ya está en construcción una depuradora provisional que facilitará la depuración de las aguas de la zona hasta que esté construida la EDAR definitiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído