14 de mayo de 2013
14.05.2013

Menos multas, menos sueldo

Un alto porcentaje de los agentes de Tráfico que menos sancionan se han visto privados de un complemento salarial, según la Unión de Guardias Civiles

14.05.2013 | 00:00

Los guardias civiles de Tráfico que han perdido el complemento de seguridad vial, de unos 200 euros, son, en un porcentaje muy alto, los que menos sanciones o multas ponen. El presidente de la Unión de Guardias Civiles, Ramón Rodríguez Prendes, puso ayer de manifiesto esos datos, aunque prefirió no sacar conclusiones.


El número uno de ese colectivo a las elecciones del Consejo de la Guardia Civil, que tendrán lugar la próxima semana, ha incluido la supresión de los indicadores relativos a los resúmenes de actividades individuales (RAI) y de la unidad (RAU) entre las reivindicaciones de su colectivo, así como la revisión del complemento de productividad con criterios objetivos.


«No sé si el poner más o menos multas es motivo para cobrar o no el complemento de seguridad vial, pero curiosamente se da esa situación», indicó el asturiano Rodríguez Prendes. La Unión de Guardias Civiles también defiende una reestructuración del actual despliegue territorial del instituto armado, tanto en el conjunto de España como en Asturias. Este colectivo sostiene que el número actual de cuarteles, casi 2.500, resulta excesivo para la plantilla actual. El cabeza de lista de la Unión de Guardias Civiles precisó a este periódico que esa reivindicación resulta extrapolable a Asturias, donde en la actualidad hay un total de 68 cuarteles del instituto armado. Su asociación defiende la supresión de 41 de esos cuarteles para dejar un total de 27, que «contarían con más de 30 efectivos y podrían permanecer abiertos al público las 24 horas del días con un mínimo de dos patrullas por turno».


Rodríguez Prendes propuso ayer en Cangas de Onís el cierre de cuatro de los ocho cuarteles del Oriente (Cabrales, Posada de Llanes, Arriondas y Colombres) y el refuerzo de los otros cuatro existentes (Cangas de Onís, Panes, Ribadesella y Llanes). Prendes recordó que la propuesta para la supresión de varios acuartelamientos en la comarca oriental ya la había puesto sobre la mesa la Unión de Guardias Civiles hace cinco años. La reforma, según su opinión, daría «más seguridad» al ciudadano. También propuso la recogida de denuncias en el domicilio de los vecinos con escasa movilidad o con problemas de violencia familiar o sexista.


El presidente de la Unión de Guardias Civiles precisó que de los 1.950 guardias civiles que hay en Asturias más de 700 están afiliados a su asociación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook