12 de junio de 2013
12.06.2013

La cultura sidrera y la misa asturiana de gaita serán bienes de interés cultural

Aprobadas obras en la Catedral, Lillo y Tuñón l La capilla de Candás no será BIC

12.06.2013 | 00:00

La cultura sidrera y la misa asturiana de gaita serán declaradas bien de interés cultural (BIC). El Consejo de Patrimonio inició ayer los trámites, según comunicó la Consejería de Cultura. Será la primera ocasión en que Asturias reconozca dos elementos de la cultura inmaterial. La sidra ya aparece citada en la diplomática medieval desde el siglo VIII y, en cuanto a la misa asturiana de gaita, es una eucaristía cantada en latín que, en su configuración actual, surge en el siglo XVIII. En la actualidad sólo pervive en concejos como Salas, Aller, Lena y Llanes.


El Consejo aprobó también la declaración del conjunto histórico de Colombres (Ribadedeva) y del palacio de Mojardín (Illano) bienes de interés cultural (BIC).


Asimismo, rechazó la propuesta sobre los restos de la capilla de San Antonio de Padua, en Candás. El Consejo ofrece dos argumentos: antes de su desmontaje ya era un edificio de interés patrimonial medio y no hay precedentes en el ámbito nacional de una declaración que afecte a elementos desmontados.


En lo que respecta al prerrománico asturiano, dio el visto bueno al proyecto básico y de ejecución de la segunda fase de las obras de restauración de la Cámara Santa, en la catedral de Oviedo, redactado por los arquitectos Jorge Hevia y Cosme Cuenca. La Consejería aportará los 242.600 euros que cuesta, con un plazo de ejecución de cinco meses.


En San Miguel de Lillo se realizarán labores de conservación en el panel sur de la nave sur, bajo la celosía, a las que seguirán otras intervenciones en el panel norte y el este-oeste, entre los arcos y las líneas de imposta. Jesús Puras llevará a cabo los trabajos, presupuestados en 36.500 euros.


En cuanto a Santo Adriano de Tuñón, el Instituto del Patrimonio Cultural de España ha presentado un proyecto de intervención en las pinturas murales que determina las fases y las técnicas. El presupuesto asciende a 73.700 euros.


En la reunión se analizaron dos proyectos de obras en los palacios del marqués de Santa Cruz y de las torres de Donlebún, ambos en Castropol. También se vio el de reconstrucción de la Casa del Cirujano, desaparecida en el incendio del Valledor (Allande). Asimismo, se abordará la consolidación de las ruinas romanas en el Chao Samartín y la restauración de la iglesia de San Miguel de Bárcena, en Tineo.


También se delimitaron los entornos de varias cuevas y abrigos del Paleolítico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído