21 de agosto de 2013
21.08.2013

El Gobierno prohibirá fumar en exteriores con repisas y en marquesinas de autobús

l Los hosteleros se quejan de que «Asturias no puede ser más restrictiva que otros»
l El anteproyecto en materia de drogas veda el alcohol a los menores de 18 años

21.08.2013 | 00:00
Una marquesina de Piedras Blancas (Castrillón), donde estará prohibido fumar.

El Gobierno regional dará una vuelta de tuerca más a la prohibición del consumo de tabaco en espacios públicos. El anteproyecto de ley de atención integral en materia de drogas incluye la prohibición de fumar en las marquesinas de autobús y, además, en los espacios con cubierta originados por el retranqueo de fachadas de centros, establecimientos o lugares en los que esté prohibido fumar cuando su profundidad sea superior a un metro. Esta medida impedirá fumar a la puerta de aquellas empresas, centros institucionales y establecimientos hosteleros que cuenten con repisas de más de un metro. José Luis Álvarez Almeida, presidente de Hostelería de Asturias, indicó ayer que «Asturias no puede ser más restrictiva que otras regiones españolas en materia de prohibición de tabaco».


Expertos en salud aplaudieron la medida, aunque advirtieron de las dificultades de aplicar esta prohibición. Que no es la única, porque la otra gran novedad que introduce el anteproyecto, elaborado por la Consejería de Sanidad con la participación de un comité de expertos de diferentes campos, es la prohibición del consumo de alcohol por menores de 18 años, una medida que termina con la excepcionalidad de Asturias, la única región de España donde los menores de edades comprendidas entre los 16 y 18 años pueden beber sin cortapisas.


Médicos, padres y hosteleros aplaudieron ayer esta medida que, según señalan, venían exigiendo desde hace años sin mucho éxito. Expertos como el psicólogo Eduardo Carreño mostraron no obstante su temor a que la ley llegue tarde, puesto que se está preparando una nueva normativa nacional que quizá la deje obsoleta.


Este anteproyecto supone un cambio en la postura que ha mantenido el PSOE respecto a este asunto. El consejero de Salud del último Gobierno de Vicente Álvarez Areces, Ramón Quirós, rechazaba elevar la edad para poder consumir alcohol por considerarla una medida «ineficaz por incontrolable». El Gobierno de Foro Asturias anunció una ley para prohibir el consumo a menores de 18 años, pero no la llevó a cabo. Se pueden presentar alegaciones al anteproyecto hasta el próximo 16 de septiembre, de forma que la ley pueda ser enviada este otoño a la Junta General para su aprobación por el pleno de la cámara.


Los expertos en adicciones aplaudieron la medida de ampliar la prohibición del consumo de tabaco, aunque con algún matiz. «Todo lo que sea dificultar el consumo de tabaco, bienvenido sea, siempre que sea con racionalidad», indicó el psicólogo Eduardo Carreño. Sin embargo, cree que puede haber dificultades para aplicar la medida, especialmente en el ámbito hostelero, ya que «hay numerosos establecimientos con vanos de más de un metro de longitud donde ahora se fuma».


José Luis Álvarez Almeida se mostró molesto con la medida. «Ya le hemos dicho al Gobierno que en Asturias no podemos ser los conejillos de Indias respecto a estas medidas. En Asturias se cumple a rajatabla una ley que en el resto del país se incumple. Y no puede ser que Asturias tenga más sanciones a establecimientos que el resto de las regiones juntas», lamentó el presidente de Hostelería de Asturias.


«Restringir es contraproducente. Hay una ley nacional, y no podemos hacer en Asturias una reforma a esa normativa. No podemos ser el chivo expiatorio», añadió el hostelero ovetense.


En materia de medicamentos, estupefacientes y psicotrópicos, la ley regula la obligación de elaborar y proporcionar información actualizada a profesionales y ciudadanía sobre la utilización adecuada de medicamentos capaces de producir dependencia y el establecimiento de protocolos de detección de abuso. Asimismo, se prohibe la venta de sustancias, que estando debidamente autorizadas para determinados usos, se vendan, dispensen o publiciten para otro uso que produzca efectos nocivos. En el apartado de infracciones, la norma se rige por una vocación reeducadora y promotora de salud, aunque se establecen multas y hasta el cierre de los establecimientos infractores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído