01 de octubre de 2013
01.10.2013

El Principado «no relajará» la ley antitabaco en el casino y las salas de juego

«La normativa regional que regula el sector no se hace a golpe de Eurovegas», señala el consejero de Presidencia

01.10.2013 | 01:51
Guillermo Martínez charla con Dolores Carcedo, ayer, en la Junta.

«El Principado no relajará la ley antitabaco por el Casino». El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, se mostró rotundo y contundente sobre la posibilidad de «interpretar» la ley del tabaco en las salas de juego de la región durante su intervención ante la ponencia de la ley regional que regulará ese sector. «Esta normativa regional no se hace a golpe de Eurovegas», zanjó el portavoz del gobierno asturiano.


«Madrid no es el modelo que debe seguir Asturias en la regulación del juego por muchos motivos», respondió el consejero Guillermo Martínez a una pregunta formulada por el diputado del PP Matías Rodríguez Feito, quien le preguntó si el Principado estudiaba medidas similares a las que pretende aplicar la Comunidad de Madrid para facilitar la actividad de Eurovegas. «Debe ser el Gobierno de España el que decida. Relajar la norma sobre el tabaco puede afectar a la salud de los trabajadores», valoró el titular de la cartera de Presidencia y portavoz del ejecutivo asturiano, que aprovechó la sede parlamentaria para realizar una declaración de principios. «Malo sería hacer las normas a golpe de presión por parte de algunos inversores. No vale todo a cualquier precio. Una ley que garantiza la salud no puede tener excepción alguna», afirmó Martínez, que aprovechó su intervención ante la Junta General del Principado para elogiar la labor realizada por la unidad del juego de la Policía Adscrita en el control.


La ley regional del juego, defendida por el consejero de Presidencia, homologa los tramos fiscales de los casinos al resto del país, con tipos que oscilan del 15% al 60% en función de los ingresos. El juego deja en Asturias unos ingresos tributarios de 35 millones de euros, en un sector que, según el consejero, genera 600 empleos directos con un casino, seis bingos, 14 salones de juego y más de 6.000 máquinas recreativas.


La nueva ley autorizará al ayuntamiento de Gijón a organizar las apuestas del Concurso Hípico Internacional, permitirá al Casino de Gijón abrir una sala anexa en otro municipio pero restringe los llamados bingos familiares de y clubes deportivos, que sólo podrán funcionar, como hasta ahora, si su actividad diaria no pasa de los 251 euros.


La nueva normativa fue cuestionada ayer por los grupos de la oposición. «No parece un proyecto acertado», juzgó la portavoz de Foro, Teresa Alonso. Para la diputada forista, la ley «llega con mucho retraso», una crítica a la que replicó el consejero, Guillermo Martínez, con que «el gobierno anterior no convocó nunca el Consejo del Juego».


«Esta ley no contenta a nadie», valoró el diputado del PP, José Agustín Cuervas-Mons, quien llamó la atención acerca de que los nuevos tipos fiscales «no ayudarán a mantener el empleo en el sector ni servirán para recaudar más». La diputada de IU, Marta Pulgar, anunció que su grupo presentará enmiendas en el debate parlamentario porque «estamos ante un proyecto inacabado, que debe ser mejorado en la tramitación parlamentaria».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook