30 de noviembre de 2013
30.11.2013

Los diez primeros meses del año fueron los peores para el turismo rural desde 2004

Los alojamientos del Principado cerraron el octubre más negativo de la década

30.11.2013 | 00:00

Los establecimientos asturianos de turismo rural recibieron el mes pasado a menos viajeros que nunca en un octubre de la última década y han registrado en lo que va de año un descenso del diecisiete por ciento en el número de pernoctaciones respecto a los diez primeros meses de 2012. Las cifras divulgadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ofrecen datos para afirmar que la serie enero-octubre es la de peor resultado en este segmento de la oferta turística del Principado desde 2004.


Cae la respuesta a los alojamientos rurales asturianos por encima de la media de la España Verde, que descendió en su conjunto un 11,2 por ciento en lo que va de año, y renquea pese al acusado deslizamiento de los precios como estrategia para hacer frente a la crisis. Según la estadística del INE, las tarifas se rebajaron en octubre un 4,4 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, con una intensidad que en España sólo superan los índices de las dos Castillas y Cantabria, pero la maniobra no ha conseguido que se recupere el resultado medio en número de viajeros y de pernoctaciones. El subsector rural pierde comparado consigo mismo, aunque sigue siendo el destino de la cornisa cantábrica donde más noches pasaron los turistas en octubre. La cifra, 20.207, no resiste la comparación con las anteriores del mismo mes y representa un descenso del 46,2 por ciento si se la pone en paralelo con el resultado de octubre de 2012.


El INE vuelve a dar la medida de la magnitud de la sobredimensión de la oferta turística rural que han denunciado con reiteración los empresarios del ramo -sólo cuatro regiones mucho más grandes, como las dos Castillas, Andalucía y Cataluña superan al Principado en número de plazas disponibles- y constata, como consecuencia, un dato revelador: Asturias fue la comunidad autónoma española donde estos alojamientos registraron en octubre un grado de ocupación más bajo, únicamente el 5,72 por ciento.


Desciende la respuesta que recibe el turismo rural asturiano, impulsada una vez más por la baja respuesta del turista extranjero. El Principado, el destino con más pernoctaciones del Norte en cifras globales, registró en octubre la cifra más baja de viajeros foráneos de las regiones de la España Verde. Los 666 que, según el INE, se hospedaron en Asturias son la mitad de los que recibió Cantabria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook