08 de marzo de 2014
08.03.2014
Las grabaciones del "caso Pokémon"

El PP pagó 18.000 euros a una empresa imputada en "Marea" por una web "que no costó ni 3.000"

Joaquín Fernández niega que se quedase con el resto del dinero o con "un duro del partido" y asegura que le molesta que "alguien lo dude"

08.03.2014 | 02:06

El Partido Popular ordenó el pago de 25.000 euros a la empresa que elaboró la página web en la que se promocionó a Isabel Pérez Espinosa como candidata a las elecciones autonómicas del 2011 cuando el trabajo "no costó más de 3.000". Al menos eso lo que sostiene Joaquín Fernández, el ex vicesecretario del PP regional imputado en el "caso Pokémon", durante algunas de las conversaciones telefónicas que le fueron intervenidas por orden de la juez asturiana que investiga, entre otras cosas, si Fernández actuaba como "abrelatas político" para que alguna de las empresas implicadas en la trama corrupta consiguiese contratos en Asturias. Según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, la empresa encargada de realizar la página web fue ASAC Comunicaciones, cuyo gerente, Maximino Fernández, está imputado en el "caso Marea" bajo la acusación de haber cobrado del Principado por obras o trabajos que jamás se realizaron y de participar en otras actividades ilícitas dentro del caso corrupto que salpica al Gobierno regional del socialista Vicente Álvarez Areces. ASAC Comunicaciones, que entre otros muchos también tiene como cliente al Ayuntamiento de Oviedo -donde se encarga de los servicios de gestión y operación de los sistemas de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) municipales- cobró la factura de la web hace tres semanas después de demandar al PP por impago. Ambas partes llegaron a un acuerdo y el montante final se cerró en 18.000 euros.

Joaquín Fernández, que también fue el presidente de los populares de San Martín del Rey Aurelio y coordinador del PP en el Nalón, aparece en las escuchas asegurando que él no tiene "nada que ver con el tema" de la web y que fue "Rodolfo y compañía" -en referencia a Rodolfo Sánchez, jefe de gabinete del alcalde de Oviedo- los que dieron el visto bueno inicialmente al pago de los 25.000 euros por el servicio. "Eso fue un capricho de Rodolfo consentido por Isabel (Pérez Espinosa) y por Fernándo Goñi (diputado en la Junta)", recalca Fernández en otra de las llamadas. Tanto Rodolfo Sánchez como Fernando Goñi declinaron ayer hablar sobre las acusaciones contra ellos. Este diario también trató sin éxito de ponerse en contacto con Isabel Pérez Espinosa.

Las conversaciones recogidas por los agentes de Vigilancia Aduanera en relación a la web comienzan el 1 de octubre del 2013. Ese día Joaquín Fernández recibe una llamada de Carmen (no está identificada) en la que la mujer "le comenta una conversación que tuvo con Cherines", por Mercedes Fernández, la presidenta del partido. Carmen le explica que "Cherines" habló con ella sobre el precio de la factura de la web -que en ese momento estaba pendiente de pago- y que le había dicho que Joaquín "tenía algo que ver con el tema" a pesar de que este "lo ha negado". La presidenta justifica sus sospechas en torno a Fernández "porque hay correos de la empresa", presuntamente de Asac Comunicaciones, "que se dirigen a él".

Pero Fernández no está dispuesto "a que le carguen un muerto" por una operación en la que, según se desprende de sus conversaciones, sólo habría sido un mero mediador por orden de otras personas del partido. "Joaquín insiste en que tiene la conciencia tranquila porque a él le dijo Goñi que cerrara el precio", resumen los agentes en su informe tras analizar una conversación de Joaquín Fernández con Roberto Santiago, presidente del PP en Navia. Santiago también opina que la citada página web "vale 3.000 euros" y no 25.000, a lo que Joaquín Fernández le responde que "ya lo sabe, pero que el resto del dinero no se lo quedó él y le molesta que alguien lo dude". El imputado en el "caso Pokémon" insiste en que él "nunca se quedó un duro del partido".

Por otro lado, en las grabaciones también hay referencias a los supuestos contactos que Joaquín Fernández mantiene con "Cherines" para poner en marcha una "newsletter" o boletín de noticias para el partido que facturaría a través de su empresa de consultoría "en concepto de asistencia técnica". Fernández lo saca a relucir durante sus conversaciones con otros miembros del PP, como los diputados Joaquín Aréstegui y Carmen Maniega. El imputado en "Pokémon" les cuenta que Mercedes Fernández le ha dicho que le presentara "una propuesta" sobre el proyecto y que la presidenta tenía intención de cargarlo a cuenta del presupuesto del grupo parlamentario "porque ella donde no tiene dinero debe ser en la sede pero en la Junta General con cincuenta y pico mil euros al mes le debe de sobrar". En el informe de Vigilancia Aduanera se aprecia que Joaquín Fernández esperaba una respuesta afirmativa de "Cherines", ya que, según le dijo a Roberto Santiago, le habría dejado a la presidenta popular que le pusiese precio al trabajo, pero también le habría hecho ver que le debía algo así como un favor. "Sabe que me fastidió la TPA", dice Joaquín Fernández en una de las eschuchas. Fernández era consejero por el PP en el ente autonómico y tuvo que dejar el cargo después de que el partido decidiese retirarse del órgano de gobierno de la televisión. Fernández recalca que la marcha de la TPA le provocó "mucho perjuicio económico porque su mujer ahora no trabaja y le dejó de entrar un dinero en casa".

En una llamada a "Juaco", que según el informe "podría ser Joaquín Aréstegui" vuelve a reiterar la vía que presuntamente se baraja para pagar la "newsletter". "Ella -por Mercedes Fernández- tiene un problema", señala. Insiste en la falta de medios que hay "en la sede" y en la abundancia del presupuesto para el grupo parlamentario. No obstante, "conforme están las cosas con el PSOE, no lo puede sacar como antes, tiene que tener facturas", comenta Joaquín en esa grabación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído