17 de julio de 2014
17.07.2014

La pesca sin muerte no tiene gancho

"Había dos personas contadas en los ríos", dicen los aficionados al salmón en la primera jornada de esta modalidad, que se prolongará hasta el próximo día 31

17.07.2014 | 01:54

El segundo periodo de la temporada de pesca sin muerte del salmón comenzó ayer en los ríos asturianos con poca afluencia de pescadores y con el enfado de los partidarios de la modalidad con muerte, que finalizó el martes con un gran aumento de las capturas. Ayer, en los cauces de la región, se contabilizaron pocos ribereños, según constatan los pescadores más habituales, en un periodo que se prolongará hasta el 31 de julio. "En el Sella había dos personas contadas pescando salmón", comenta Antón Caldevilla, de la Sociedad de Pesca El Esmerillón, de Cangas de Onís. "Esta especialidad implica martirizar al ejemplar porque pescan a cucharilla y, al estar el agua tan caliente y ser el salmón un animal luchador que forcejea, se acaban muriendo igual", afirma Caldevilla, quien apuesta por adelantar la temporada con muerte a abril "porque el Principado pierde de vender 1.200 cotos y los salmones que no se pescan en esa fecha se acaban pescando en mayo, por lo que no ayuda a aumentar la población, tal como se demostrará en el muestreo que haremos en septiembre". "Mientras que el año pasado registramos 1.650 ejemplares, este año estoy convencido de que no llegará a los mil", añadió. De la misma opinión es Gil Ramón, presidente del Club de pesca "La Socala", del río Esva. "A los cotos sin muerte normalmente no va nadie. El que quiera pescar sin muerte no se lo quita nadie y puede hacerlo todo el año, pero es una barrabasada que intenten imponernos su criterio. Estos quince días sin muerte me parecen absurdos", lamenta Gil Ramón, que, al contrario que Caldevilla, si ve lógico la existencia de cupos. "Somos ribereños desde que nacemos pero no debemos conocer el río porque no se nos tiene en cuenta a la hora de legislar", aseguró.

Enrique Berrocal, de la Asociación de la Sociedad de pesca de Mestas del Narcea, mantiene una postura menos beligerante sobre la modalidad de pesca sin muerte y destaca también la necesidad de mejorar la solvencia de la especie. "Hay que darle tranquilidad y cuidar el salmón de mañana, no pescar sin control. Entiendo los argumentos tanto de defensores como de detractores de la modalidad sin muerte pero lo justo es buscar un equilibrio razonable", reflexiona. "El último día de pesca con muerte de salmón sólo podían acudir los titulares de cotos parciales, mientras que ayer era una jornada abierta a todo el mundo y aún así hubo menos gente". Y añade: "Los defensores de la modalidad sin muerte no pueden quejarse porque tienen reservados los mejores tramos del río durante todo el año, como por ejemplo el de La Figal, considerado uno de los mejores de España", apostilla. Berrocal confirmó además que la Sociedad de Pesca de Mestas del Narcea que él preside no presentará propuestas a la nueva normativa de pesca de 2015, pero si quizá matices, en función del acuerdo al que lleguen los socios en la reunión que tienen prevista para el próximo sábado.

La campaña de pesca con muerte, que comenzó el pasado 27 de abril y finalizó el martes, se cerró con un total de 1.205 capturas, 370 más de las que se pescaron en 2013. Todos los ríos asturianos, salvo el Eo, mejoraron sus estadísticas lo que viene a confirmar, sostienen los especialistas, que la evolución de la especie ha mejorado en los últimos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído