11 de agosto de 2014
11.08.2014

Asturias tiene la tasa de natalidad más baja de España

El Principado es paradigma del llamado "suicidio demográfico", según el director general de la Fundación Renacimiento Demográfico

11.08.2014 | 20:45

El director general de la Fundación Renacimiento Demográfico, Alejandro Macarrón Larumbe, ha considerado hoy en La Granda que, "por desgracia, Asturias es paradigma" del llamado "suicidio demográfico" originado por la falta de nacimientos, ya que es la comunidad autónoma en la que este proceso está más avanzado.

Como comunidad autónoma, Asturias tiene la tasa de natalidad menor de España y tiene el mayor porcentaje de población envejecida, "y es claramente paradigma" del problema demográfico que sufre el país, ha añadido este ingeniero de Telecomunicación que dirige una fundación que estudia y se preocupa por este fenómeno.

Macarrón Labumbe ha presentado hoy en la Escuela de Verano de La Granda un nuevo curso dedicado al cambio demográfico y la "preocupación creciente" que conlleva en países como España y de modo particular en Asturias como comunidad autónoma, ya que hay provincias que tienen todavía más acusada la caída de la tasa de natalidad.

En los casos como el de Asturias se produce el fenómeno de la autoalimentación, del contagio, de modo que el ciudadano que ve que su vecino no tiene hijos, termina por imitarlo en eso, como sucedió en caso totalmente inverso hace décadas.

Pese a este desequilibrio demográfico, Macarrón Larumbe no cree que ninguna generación tenga sus pensiones en peligro, entre otras razones, porque este colectivo va en aumento y ello conlleva ser un nicho de votos importante.

No obstante, lo que sí va a suceder es que esas pensiones van a ser cada vez más pequeñas, a no ser que la economía crezca fuertemente por algún motivo, como por ejemplo, debido a un importante avance tecnológico.

"Si los jubilados van a ser el grupo electoral más importante, con mucha diferencia, ya se preocuparán los políticos de las pensiones", ha explicado Alejandro Macarrón Larumbe.

A corto plazo, la única forma de rejuvenecer una población es a través de la emigración, porque las personas no pueden tener de repente hijos de veinticinco años, pero Macarrón Larumbe no es partidario de fiar toda la solución al problema demográfico a través de esta vía.

"Soy partidario de una emigración bien gestionada, racional desde una política de Estado, pero no como sustitutivo de la natalidad sino como complemento", ha declarado el director general de la Fundación Renacimiento Demográfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído