17 de septiembre de 2014
17.09.2014

10 maravillas naturales de Asturias

Desde el Cabo Peñas hasta la Cueva de Tito Bustillo, un repaso por aquellos rincones del Principado que son un regalo para la vista

17.09.2014 | 13:17

1. Cabo Peñas

El cabo Peñas es el cabo más septentrional del Principado de Asturias y está situado en el concejo de Gozón. Está coronado por el Faro de Cabo Peñas, el más importante y de más alcance del litoral asturiano, y que desde 1852 es luz y guía de marinos.

Desde la peña la Gaviera (a 94 metros) se puede divisar Cabo Vidio e incluso Cabo Busto hacia el oeste, y la Punta del Castro, Punta de la Narvata, Punta el Aguión, Punta la Vaca, y Punta de Tazones hacia el este.

2. Bosque de Muniellos

La Reserva Natural Integral de Muniellos está localizada en el suroccidente del Principado de Asturias, entre los concejos de Cangas del Narcea e Ibias dentro del Parque Natural de las Fuentes del Narcea y del Ibias, y ocupa un espacio total de 59,7 km?2;.

Es el mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de Europa.

Muniellos fue declarado por la Unesco Reserva de la Biosfera en el 2000.

3. Las foces de el Pino

Las Foces del Pino es un angosto desfiladero de paredes casi verticales, cuya anchura en algunas ocasiones escasamente llega a los cinco o seis metros de ancho, formado durante siglos por la fuerza erosiva del río del mismo nombre, cuyas aguas discurren rompiendo en numerosos rápidos y pequeñas cascadas.

Están talladas en un gran bloque de caliza, justo donde la Peña Pando (1.731 m), extremo noroeste de la serranía de Fuentes de Invierno, se une con Peña Reonda (1.826 m), configurando el vértice suroccidental de la cuenca del río Pino que coronan, al Sureste, los Altos de Ruipinos (1.817 m) y La Cabritera (1.917 m).

4. Cabo Vidio

El cabo Vidio se encuentra en el litoral del concejo de Cudillero y cercano a la población de Riego de Abajo, en la parroquia de Oviñana. Se trata de uno de los cabos más importantes de Asturias, desde el que se puede divisar Estaca de Bares o el Cabo de Peñas. Este cabo forma un acantilado de 80 m sobre el mar y una de sus mayores atracciones son el faro (abajo) y la iglesiona, que es una cueva formada por la erosión del oleaje y que se puede visitar en bajamar.

Geológicamente este cabo está formado por cuarcitas y pizarras.

5. Cascadas de Oneta

Las cascadas naturales del río Oneta se encuentran cerca de la aldea de Oneta en el concejo de Villayón en Asturias. Se trata de un grupo de tres cascadas permanentes en que la más conocida por su fácil acceso es la primera denominada la Firbia, cuyo salto de agua es el mayor y alcanza los 15 metros de altura. Bajando por un sendero angosto llegamos a la segunda cuyo acceso es algo más complicado, esta segunda cascada se denomina Firbia de abajo o la Ulloa. Por último está la tercera cascada, las más pequeña, que es difícil de encontrar debido a que la senda está desaparecida, no hay camino marcado y es bastante inaccesible que se denomina la Maseirúa.
Fue declarada monumento natural el 19 de abril de 2001.

6. Lagos de Covadonga

El conjunto de los lagos de Covadonga está formado por dos pequeños lagos, el Enol y el Ercina de origen glacial situados en el Parque Nacional de los Picos de Europa, en el macizo occidental de dicha cadena montañosa. Existe un tercer lago, el Bricial, que sólo tiene agua durante el deshielo, pero también pertenece al conjunto.

Se sitúan en el concejo de Cangas de Onís y se accede a ellos a través de una carretera de 14 km que nace en el Real Sitio de Covadonga para llegar en primer lugar al lago Enol. Su frecuente uso desde 1983 como final de etapa en la Vuelta ciclista a España ha popularizado internacionalmente el paraje.

La afluencia masiva de turistas, sobre todo aficionados al ciclismo, ha obligado a limitar el desarrollo de pruebas ciclistas en el entorno de Los Lagos. No obstante, la zona cuenta con una excelente infraestructura turística.

7. Naranjo de Bulnes

El Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu es un pico calcáreo de origen paleozoico situado en el Macizo Central de los Picos de Europa. Entre los habitantes de la zona es conocido como "Picu Urriellu", nombre derivado de la denominación del Macizo Central como "Los Urrieles". Se encuentra situado en el concejo asturiano de Cabrales y dentro del Parque nacional de los Picos de Europa.

Tiene una altitud de 2.519 metros y, aunque no se trata del pico más alto de la Cordillera Cantábrica, puede ser considerado como uno de sus picos más conocidos, así como una de las cumbres emblemáticas del alpinismo español. Especialmente por los 550 metros de pared vertical de su cara oeste. En su base se encuentra la Vega Urriellu, un valle de origen glaciar cuaternario.

8. Ruta del Cares

Dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa, entre Caín y Poncebos, la senda de la Ruta del Cares atraviesa el desfiladero que sigue el río en una de las rutas de senderismo más espectaculares que se pueden hacer en toda Europa.

Conocida como la "Garganta Divina", la ruta , tallada literalmente en las rocas de las montañas, es un trayecto maravilloso de un poco más de 11 kilómetros de distancia entre el pueblo de Caín (León) y Poncebos (Asturias).

9. Ría del Eo

La Ría del Eo se encuentra en el límite entre Galicia y el Principado de Asturias. Se forma en la desembocadura del río Eo, y tiene 10 km de longitud y una anchura prácticamente constante de 800 m. La ría se estrecha hasta los 600 m cerca de la boca, punto que se aprovechó para construir un puente que la salva. Más afuera se ensancha hasta los 1200 m en la ensenada de Arnao. En la margen asturiana tiene un entrante de 1 km: la ensenada de la Linera.

Además del Eo también desembocan en la ría el río Suarón, en el mismo punto que el Eo; el río Grande, en la margen gallega, y el arroyo del Esquilo, en la asturiana, en la ensenada de la Liñeira, en el lugar de Berbesa.

10. Cueva de Tito Bustillo

La Cueva de Tito Bustillo es una cueva con pinturas prehistóricas desde el 22000 hasta el 10000 antes de Cristo. Situada en Ribadesella, fue descubierta en 1968 por el grupo de espeleología Torreblanca, entre los que se encontraba Celestino Bustillo, llamado «Tito Bustillo». Días más tarde "Tito" fallece en un accidente de montaña y en su honor ponen su nombre a estas cuevas.


Está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde julio de 2008, dentro del sitio «Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del Norte de España».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído