26 de septiembre de 2014
26.09.2014

10 rutas para recorrer Asturias

Desde el Pico Urriellu hasta el Cabo Peñas, por montaña o costa, diez lugares para recorrer a pie o en bicicleta

26.09.2014 | 11:42

1. Ruta del Cares

Dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa, entre Caín y Poncebos, la senda de la Ruta del Cares atraviesa el desfiladero que sigue el río en una de las rutas de senderismo más espectaculares que se pueden hacer en toda Europa.
Conocida como la "Garganta Divina", la ruta , tallada literalmente en las rocas de las montañas, es un trayecto maravilloso de un poco más de 11 kilómetros de distancia entre el pueblo de Caín (León) y Poncebos (Asturias).

2. Ruta del Alba

La Ruta del Alba es la ruta también llamada las Foces del Llaímo y se encuentra dentro de Parque Natural de Redes, comienza en el pueblo de Soto, junto al lavadero, donde podemos aprovisionarnos de agua.
Un camino fácil y llano nos va llevando a través de una piscifactoría y unas praderías hasta un antiguo cargadero de mineral; tras pasar otra fuente nos acercamos a un cruce con cabañas donde acaba la pista, en un cruce con dos caminos a ambos lados; Escogemos seguir de frente y entramos en el desfiladero, que aunque a tramos se estrecha, el camino sigue siendo bueno y lo recorremos en poco menos de una hora.
Después de cruzar dos puentes llegamos a una pequeña cuesta que desemboca en la Cruz de los Ríos, lugar donde se juntan las aguas que bajan del Pico la Forcada y el Retriñón. Un último puente nos separa de la Vega del Llaímo.

3. Ruta del Oso

La senda del oso es una senda para cicloturistas y caminantes que discurre por los concejos de Proaza, Teverga, Quirós y Santo Adriano. Discurre por el camino en dónde antaño estaban situado el tren minero que recorría el valle del río Trubia desde las localidades de Santa Marina (Quirós) por un lado y las minas de Teverga (desde Entrago) por otro, que confluían en el pueblo de Caranga de Abajo (Proaza) y desde allí llegaban hasta el pueblo de Trubia perteneciente al municipo de Oviedo.

4. Ruta de las Xanas

El desfiladero de las Xanas, en el concejo de Santo Adriano, permite a los visitantes disfrutar de una espectacular garganta natural en una ruta de dificultad baja ideal para realizar en familia todo el año
El desfiladero de las Xanas, declarado Monumento Natural por el Principado de Asturias en abril de 2002, permite disfrutar a lo largo de las tres horas aproximadamente que dura la ruta -ida y vuelta- de esta espectacular garganta natural. A la que muchos han bautizado con el nombre de «mini Cares».
Además de su belleza, otro de sus atractivos es su situación, en el concejo de Santo Adriano, a escasos minutos de las principales ciudades de Asturias, lo que hace de esta ruta una solución perfecta para las épocas del año, como el otoño o el invierno, en que los días son muy cortos y hay pocas horas de luz.

5. Ruta del Agua

En el municipio de Taramundi se encuentra la Ruta del Agua, un entorno apenas modificado por la mano del hombre, rodeado de castaños, robles, abedules y alisos que beben de la multitud de arroyos que recorren sus montes.
La Ruta del Agua es una ruta circular de 14 kilómetros y que tiene como eje en la mayor parte del recorrido al río Turía. Encontraremos a nuestro paso cascadas, arroyos, pueblos de cuento, museos y tranquilidad, mucha tranquilidad.

6. Pico Urriellu

Cuando los senderistas llegan por primera vez al concejo deben de pensar que será difícil ver tan majestuosa montaña si no es adentrándose hacia lo más alto. Sin embargo, el visitante no tarda en darse cuenta de que es posible contemplar esta elevación desde lugares a los que, sin esfuerzo, se puede llegar en un paseo rodeado de impactante naturaleza.
Los asturianos se refieren a su montaña querida con el nombre de Picu Urriellu, aunque también es conocida por otro nombre: el Naranjo de Bulnes. Así fue como lo llamó el ingeniero y geólogo alemán Guillermo Schulz, quien en 1855 editó el primer mapa topográfico y geológico del Principado. Uno de los miradores desde donde, con tiempo claro y sin nubes, se queda el viajero con la boca abierta contemplando tanta belleza se encuentra en Poo de Cabrales, al mismo pie de la carretera AS-114.

7. Costa de Llanes y Bufones de Pría

La costa llanisca conforma un rosario de entrantes y salientes, fruto de la acción marítima de las mareas que disputan los espacios al perfil costero, horadando los acantilados y penetrando en sus calas y playas. La rasa costera está permanentemente flagelada por el oleaje y entre los salientes rocosos se forma una cadena de playas de distintos tamaños, de fina y dorada arena. Lo insólito de este paisaje de la marina llanisca se acentúa aúnmás en la zona denominada «Bufones de Pría», donde se contemplan los espectaculares bufones o surtidores de agua que, en las pleamares, se elevan verticalmente al tiempo que «bufan» o respiran violentamente desde las entrañas de la tierra.
La senda, que se dibuja entre simas muy poco perceptibles por este lugar, afronta una serie de altibajos y pequeños bufones que nos acercan algunas de las veces hasta el mismo acantilado donde las quebradas calizas de los lapiaces vertebran el atormentado acantilado.

8. Lagos de Somiedo

El Lago del Valle, conocido por los lugareños como Tchao o Tchagu, es el más extenso de Asturias y ocupa el lugar de un valle glaciar situado a 1.580 metros de altitud, al pie de los picos Albos y la Peña La Mortera; en sus orígenes tenía unas dimensiones muy inferiores a las actuales (23,7 hectáreas de superficie y 50 metros de profundidad máxima), pero el embalse de las aguas con vistas a producir electricidad en la central de La Malva ha provocado su posterior agrandamiento.
Los lagos de Saliencia son una serie de lagos de origen glaciar, con sus correspondientes comunicaciones por valles glaciares. Geológicamente se trata de una zona con todas las características de abrasión glaciar.
Este espacio protegido está incluido en la reserva de la bioesfera de Somiedo. Fue declarado monumento natural el 22 de mayo de 2003.

9. Castros de Coaña

El castro de Coaña es uno de los principales atractivos de la Cuenca del Navia y uno de los más destacados yacimientos de sus características del noroeste peninsular. Fue investigado desde 1995 por el arqueólogo Ángel Villa, que dirigió el Plan del Navia-Eo en los últimos años. En 2008 se certificó el origen prerromano (siglo IV antes de Cristo) del yacimiento, poniendo fin a una larga controversia.
Es uno de los puntos de interés de la ruta Los Primeros Pobladores del Parque Histórico del Navia. El yacimiento es de fácil acceso por estar cercano a la costa y a la carretera nacional 634, algo que no ocurre con otros yacimientos destacados de la zona, como el castro de Chao Samartín, en Grandas, y el de Pendia, en Boal.

10. Cabo Peñas

El Cabo Peñas es el punto mágico de esta ruta senderista denominada P. R. AS-25.1, cuyo tramo descriptivo tiene su inicio en la localidad de Bañugues. El Cabo Peñas se trata de un enclave singular desde el punto de vista paisajístico, cultural y geomorfológico, por lo que ha sido integrado en la red regional de espacios protegidos recogidos en el PORNA. Un rico catálogo de elementos faunísticos está integrado en esta zona que guarda otros elementos de gran interés como es, sin duda, sus escarpados acantilados que alcanzan los 100 metros de verticalidad.

Bajo los mismos se enmascaran playas de cantos, destacando en este sentido la playa de Ferrero, así como el conjunto de islotes costeros entre los que se destaca la isla La Erbosa, la segunda de Asturias después de la de La Deva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook