12 de marzo de 2015
12.03.2015
La Nueva España
Adiós a una figura clave del centro político asturiano

El reformista que creía que Asturias tenía "que recuperar la fe en sí misma"

12.03.2015 | 02:06

La relación de Rebollo con Suárez siempre fue buena y se intensificó en el CDS. "Fue amigo suyo y de su hijo mayor, con el que coincidió en nuestro despacho", afirma Bernardo Gutiérrez de la Roza, abogado ovetense y presidente de la firma "Ontier", a la que Rebollo se incorporó en el año 2004. "Humanamente era extraordinario y desde el punto de vista intelectual un fuera de serie", subraya Gutiérrez de la Roza, que también acudió ayer a dar el pésame a la familia.

José Sánchez del Río, que también compartió con Rebollo actividad política en la UCD durante la transición, destaca su valía personal, pero, por encima de todo, su capacidad política. "Era un reformista-progresista nato, algo que tanto necesitamos ahora", subraya Sánchez del Río, convencido de que "todo cambiaría si ahora tuviésemos a diez como él en Asturias".

"Una persona trabajadora e íntegra y un político honrado, de los que parece que ahora no abundan", así define a Rebollo Consuelo (Cuca) Marcos Vallaure, que también acompañó a Suárez en el tránsito de la UCD al CDS y fue concejala en Oviedo. Sobre todo, recuerda la preocupación y el empeño que tenía por ejecutar la variante de Pajares durante su etapa al frente de Renfe. "Es una pena que no la haya visto abierta". Rebollo impulsó un proyecto para el paso de la Cordillera valorado en 1982 en 50.000 millones de pesetas y que incluía un gran túnel central de 23 kilómetros de longitud. Él mismo recordaba en entrevistas posteriores que el objetivo de Renfe hace tres décadas era dejar el viaje en tren entre Madrid y Asturias en el entorno de las tres horas -el mismo que se marca ahora el Ministerio de Fomento- y que incluso se llegaron a licitar los primeros contratos de una actuación que se guardó en el cajón nada más llegar el PSOE de Felipe González al Gobierno de la nación.

Negativa al PSOE

Los socialistas le ofrecieron a Rebollo continuar al frente de la operadora pública, alternativa que rechazaría tras conocer que una de las condiciones para esa renovación pasaba por su renuncia a la militancia centrista. Desde entonces, y siempre que tuvo ocasión, Rebollo continuaría reclamando una y otra vez la necesidad de la mejora de la conexión ferroviaria entre Asturias y la Meseta, al tiempo que ponía en duda, cuando casi nadie lo hacía, la rentabilidad de la milmillonaria inversión en líneas de AVE.

"Lo primero que debe recuperar Asturias es la fe en sí misma, porque éste es un pueblo modélico. Creo fundamentalmente en la persona, en el asturiano. Si se pudiera conseguir que los asturianos fuesen conscientes de su valía, ya hacíamos bastante", respondió Rebollo en 1993 cuando se le preguntaba por la situación de Asturias y por una variante de Pajares que entonces seguía defendiendo con ardor. "Es una obra absolutamente necesaria" afirmaba poco después de abandonar el CDS y de plantear la extinción del partido. Adolfo Suárez había dimitido como presidente dos años antes. Rebollo nunca volvió a militar políticamente, aunque en un primer momento no le cerró totalmente las puertas a los socialistas"

"Recuerdo a Alejandro como una persona seria y muy preparada, que caía muy bien", apunta Serafín Abilio Martínez, actual presidente de la patronal asturiana y uno de los dirigentes centristas de la región en los albores de la democracia. Al igual que el resto de compañeros de partido no duda en destacar el "compromiso" de Rebollo con Asturias, así como su carácter afable: "Todo el partido tenía una gran amistad con este hombre".

Aunque siempre siguió al corriente de todo lo relacionado con el Principado, y muy especialmente con esa variante de Pajares por la que tanto luchó desde Renfe, las visitas de Rebollo a Asturias se fueron espaciando. Sí que estuvo en la región hace tres años para asistir al funeral por su hermano José Luis, un fiscal que, al igual que este político, dejó huella en Asturias. "El recuerdo es extraordinario; Alejandro fue un gran hombre y un ejemplo de político preocupado por el bien común y no por el dinero", resume Consuelo Marcos Vallaure.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook