Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad de los veintitrés médicos que perdieron su plaza fija por una sentencia cogen la baja

Algunos afectados por el fallo del Supremo piden permiso para preparar el examen que el alto tribunal ordenó repetir

Médicos en una oposición celebrada en Oviedo el mes pasado.

Médicos en una oposición celebrada en Oviedo el mes pasado. LNE

Al menos 12 de los 23 especialistas asturianos en medicina interna que han perdido su plaza en propiedad por una sentencia del Tribunal Supremo se han acogido a una baja médica. Además, otros han solicitado un permiso no retribuido, con el objetivo de preparar la oposición que deben repetir por orden de los jueces y en la que aspiran a obtener de nuevo un puesto fijo. Esta complicada situación se ha planteado en el contexto de una severa epidemia de gripe, enfermedad que en los centros hospitalarios es atendida principalmente por médicos internistas. El Servicio de Salud (Sespa) se ha visto obligado a contratar a seis especialistas, hasta agotar la lista de demandantes de empleo de la disciplina.

Según ha podido saber este periódico, los afectados por la resolución del Supremo se han negado, al menos por el momento, a firmar los contratos de interinidad que les ofrece el Sespa. Alegan que las condiciones que se les plantean no les garantizan, en el caso de que suspendan en el concurso-oposición, ser recontratados y seguir en el sistema sanitario público. En todo caso, la Administración sanitaria considera que, en virtud de la sentencia judicial, estos profesionales han quedado como interinos al ser desposeídos de la plaza que habían obtenido en 2011.

Como puede observarse, se dan todos los ingredientes para hablar de un cierto pulso entre una parte de los médicos afectados por la sentencia y el Principado. La mayoría de los 23 facultativos había amenazado al Sespa con dejar la sanidad pública si se les quitaba el puesto fijo. Éste fue el argumento esgrimido por la Administración para pedir a los jueces que el fallo del Supremo no fuera ejecutado, pues podría dejar a los ciudadanos sin la necesaria asistencia médica.

Con todo, conviene reseñar que también están de baja médica algunos especialistas que no habían aprobado la oposición de 2011 y que ahora podrán repetir la prueba. Con independencia de que algunos casos puedan estar motivados por una enfermedad real, en medios sanitarios se considera que los 33 opositores que serán convocados a repetir el segundo ejercicio del proceso selectivo -esta cifra incluye a todos los que habían aprobado el primer examen- quieren tiempo para estudiar. Tampoco se descartan reacciones de despecho ante la ejecución de la sentencia.

Aún no ha sido anunciada la fecha en la que se repetirá el segundo examen del concurso-oposición, de supuestos prácticos, que fue el anulado por el Tribunal Supremo a causa de la filtración de preguntas a algunos opositores por parte de determinados miembros del tribunal calificador.

El Instituto Adolfo Posada -responsable formal del proceso, aunque el peso lo lleva Sanidad- tiene pendiente designar un nuevo tribunal y convocar la realización del ejercicio, que podría efectuarse a lo largo del mes de febrero.

Por otra parte, pasado mañana lunes comenzarán a declarar ante el juez los promotores de una denuncia penal contra el presidente del tribunal calificador. En los últimos años, ejercía como jefe del área de Medicina Interna del HUCA, pero el Sespa ha suspendido su comisión de servicios, por lo que ha debido retornar a su plaza, que estaba en el Hospital Valle del Nalón.

Compartir el artículo

stats