Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos asturianos, en riesgo de quedarse sin seguro contra las denuncias

La póliza del Sespa finaliza este mes y la aseguradora renuncia a seguir Las indemnizaciones han aumentado y las compañías pierden interés

Los trabajadores de la sanidad pública asturiana -incluidos los médicos- corren el riesgo de quedarse sin seguro de responsabilidad civil que los proteja frente a eventuales denuncias por negligencia. La compañía Zurich, líder de este mercado y aseguradora del Servicio de Salud del Principado (Sespa) en los dos últimos años, concluye el próximo día 31 su contrato con la Administración asturiana, y ya ha anunciado su renuncia a prorrogar la póliza. Zurich ya ha hizo lo mismo en Andalucía y ninguna otra compañía aceptó ocupar su puesto, por lo que la Junta decidió prolongar por unos meses el contrato a la espera de encontrar otra compañía u otra solución. El Principado hará lo mismo, y, según fuentes del Sespa, tiene previsto convocar un nuevo concurso con más dinero sobre la mesa.

En este contexto, se plantean dos incógnitas que preocupan a los profesionales sanitarios y a los sindicatos. La primera, cuándo estará resuelto ese futuro concurso. La segunda, ¿acepará alguna aseguradora presentarse al mismo? Al contrario de lo que sucedía hace dos décadas, la inmensa mayoría de los médicos que sólo trabajan para el Sespa no disponen de un seguro privado de responsabilidad civil: únicamente están cubiertos por el de su empresa.

El origen de esta situación se sitúa en la entrada en vigor, el 1 de enero de 2016, de un nuevo baremo en la indemnización de daños por accidentes de tráfico. El nexo entre el tráfico y la sanidad consiste en que los jueces suelen tomar como referencia el citado baremo de accidentes para indemnizar a las víctimas de negligencias médicas o de accidentes en centros sanitarios.

Según la revista de medicina "Acta Sanitaria", el nuevo baremo duplica la cuantía de la indemnización en caso de muerte y la aumenta un 35 por ciento en el caso de secuelas. Este incremento se ha proyectado sobre los casos de responsabilidad civil de los médicos. Incluso, en algunos casos, la cantidad reclamada a los seguros se ha multiplicado por tres, mientras que los contratos que las comunidades autónomas ofrecen en los concursos públicos no compensa a las aseguradoras. Conclusión: el atractivo del ámbito de la responsabilidad civil sanitaria para las aseguradoras ha caído en picado.

El Servicio de Salud del Principado tiene suscrita con Zurich una póliza de dos años que vence el próximo día 31. Su coste global asciende a 3.207.600 euros. Es decir, la Administración sanitaria abona a la compañía 801.900 euros al semestre. Anteriormente, Zurich estuvo asegurando al Sespa durante años; luego hubo un paréntesis de más breve con Berkley; en los dos últimos años ha vuelto Zurich.

Un nuevo concurso

Fuentes del Sespa consultadas por este periódico indicaron ayer que la póliza con la aseguradora suiza concluye este mes. "El Servicio de Salud está trabajando en un nuevo concurso, una vez que la empresa aseguradora ha renunciado a mantener la póliza. Los presupuestos de este año incluyen un incremento de las cantidades destinadas a este fin, con el objetivo de adaptar el nuevo seguro a los costes actuales", precisaron las citadas fuentes. Dado que la tramitación de un nuevo concurso lleva su tiempo, "está prevista la prórroga unilateral por contrato en el seguro actual para estos casos".

Según ha podido saber este periódico, la prórroga durará seis meses. Fuentes sanitarias no dan por seguro que el Sespa pueda poner en marcha una alternativa en ese plazo. En algunos ambientes médicos se critica al Principado por no haber puesto en marcha la búsqueda de soluciones cuando, hace varios meses, Zurich anunció su intención de no renovar la póliza. Debido a su elevada cuantía, los concursos de esta naturaleza han de ser publicados en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE).

La cuestión de fondo preocupante es que la compañía Zurich ha hecho pública su decisión de reducir su presencia en "líneas de negocio con inestabilidad a largo plazo". Y la responsabilidad civil en la sanidad pública ha pasado a ser considerada un área inestable. "Acta Sanitaria" indica que la incertidumbre no se circunscribe a Andalucía. Murcia lleva desde marzo de 2016 sin pólizas de seguros en la sanidad pública. En Valencia terminaron contratando un seguro que reduce las coberturas y el presupuesto destinado a ello. Cantabria, Cataluña y Baleares siguen, como Asturias, aseguradas por Zurich por el momento. No faltan conocedores del sector que señalan que "esto no ha hecho más que empezar" y que los médicos se verán obligados, como antaño, a suscribir pólizas privadas, porque el sistema público no podrá dar cobertura a su actuación profesional.

Compartir el artículo

stats