27 de enero de 2017
27.01.2017

La patronal exige un plan ferroviario para viajeros y carga, con Madrid a tres horas

Foro advierte de que su acuerdo con el PP obliga a Fomento a instalar el ancho de AVE en la Variante y en León-La Robla "en esta legislatura"

27.01.2017 | 01:52
La zona de conexión del tramo León-La Robla con la variante ferroviaria de Pajares.

La patronal asturiana reclama al Ministerio de Fomento que aporte "cuanto antes" una solución técnica para el nuevo acceso ferroviario a la región que compatibilice el tráfico mixto de viajeros y de mercancías con una reducción de los tiempos de viaje que permita a los trenes de pasajeros cubrir el itinerario entre Oviedo y Madrid en el entorno de las tres horas. "Técnicamente es posible lograr esos objetivos y lo que pedimos al Gobierno es que elija la mejor alternativa", asegura el secretario general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Alberto González, que se mantiene al margen en la polémica abierta sobre las características del tramo León-La Robla después de que LA NUEVA ESPAÑA informara de que Adif-Alta Velocidad ha lanzado un proyecto de mejora para este itinerario, clave para la llegada del AVE al Principado, en el que se mantiene tanto el trazado actual como el ancho de vía específico de Renfe, que es el que también está previsto para abrir la variante de Pajares. "No entramos en ese debate, lo que pedimos es que lo que se haga sirva para circulaciones de viajeros y de mercancías, así como para acortar de manera importante los viajes", subraya el "número dos" de la patronal asturiana.

En sintonía con el Ejecutivo autonómico, el colectivo empresarial aboga por el tráfico mixto en la Variante para "justificar" con trenes de mercancías y de viajeros una inversión que solo en los túneles bajo la Cordillera supera los 3.500 millones de euros. Y no solo eso, Alberto González estima que la mejora del trazado para los trenes de carga resulta clave para "reforzar la capacidad logística de Asturias y de sus puertos", a la vista de que el centenario paso del puerto "no reúne las características óptimas para el tráfico".

En lo referente a los tiempos de viaje, el secretario general de FADE censura que ir en tren de Asturias a Madrid siga ocupando a día de hoy más de cuatro horas. "No puede ser que se tarde más en llegar a León que de León a Madrid", abunda González, convencido de que la apertura de la Variante, unida a un incremento de la velocidad de La Robla a la capital de la provincia vecina, permitiría dejar el desplazamiento en unas tres horas. "La situación actual del ferrocarril de viajeros es de una absoluta falta de competitividad que es necesario superar cuanto antes", defiende el dirigente empresarial.

Por su parte, el diputado de Foro, Isidro Martínez Oblanca, aseguró ayer que va a esperar a que Fomento le conteste las preguntas que sobre el tema presentó el miércoles en el Congreso para valorar los planes del Ministerio respecto al tramo León-La Robla. En todo caso, el parlamentario puso de manifiesto que el acuerdo electoral entre foristas y populares recoge el compromiso de equipar con ancho específico de AVE tanto ese trazado como la Variante "en esta legislatura". A su juicio, mantener las características de Renfe "incumpliría" el pacto entre las dos fuerzas asturianas de centro-derecha y "consagraría el aislamiento ferroviario de Asturias, así como su exclusión de las redes europeas de Alta Velocidad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook