Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Queja de la Universidad por su exclusión de las ayudas regionales para investigación

La institución académica quiere más protagonismo en la financiación de la I+D+i y ofrece una alianza con las empresas como "socios reales"

Investigadores en un laboratorio.

Investigadores en un laboratorio.

La Universidad quiere más protagonismo en financiación de la I+D+i regional y plantea alianzas con las empresas para impulsar la investigación asturiana. Hasta ahora, estas ayudas se han enfocado, básicamente, hacia el sector empresarial, entiende la Universidad de Oviedo, desapareciendo prácticamente todas las convocatorias de ayudas a la investigación dirigidas a la institución académica, recalcan. "Se nos excluye de las ayudas regionales", recalcan fuentes universitarias. Esa denuncia por su exclusión de los fondos autonómicos, recogida en la memoria del nuevo plan de investigación de la Universidad asturiana, contrasta con la ya expresada por los empresarios de la región, quienes, en la primera reunión para la elaboración del nuevo Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación aseguraron que no se habían cumplido los compromisos establecidos con dicho colectivo. Aseguraron que no existen fondos para la I+D empresarial y en el caso de las convocatorias realizadas, éstas llegaban de forma tardía, cuando ya se está acabando el año. La Universidad arguye, por su parte, que tampoco se cubren sus necesidades de financiación a la investigación.

Para paliar esta realidad y avanzar en la captación de fondos tras la "bajada de la financiación tanto pública como privada" en estos últimos años, el equipo rectoral ha diseñado una estrategia que incluye también alianzas estratégicas con las empresas del entorno. El presupuesto de este plan propio de investigación asciende a 2,4 millones de euros, según el primero borrador del documento.

Las acciones vigentes de financiación nacional y regional resultan "inconexas", a juicio de los responsables académicos, y éstas "no han venido acompañadas de una estrategia enfocada específicamente hacia la mejora de la posición de nuestra Universidad en el entorno europeo".

Por ello, una de las cuatro líneas estratégicas del nuevo plan de apoyo y promoción a la actividad investigadora de la Universidad de Oviedo pasa por aumentar la captación de fondos ligados a proyectos "Horizonte 2020" (la convocatoria de ámbito comunitario donde se concentran buena parte de los recursos a la Ciencia orientados a Retos de la Sociedad, Ciencia Excelente y Liderazgo Industrial).

Ese programa es la principal oportunidad que observan desde la Universidad para el desarrollo e internacionalización de sus grupos de investigación. Esa búsqueda de fondos, continúan en su análisis, lleva aparejada un estrechamiento de las relaciones con el tejido industrial. En el reto de aumentar la coordinación entre Universidad y empresas se contempla la potenciación de los Servicios Científico-Técnicos (SCT) de la institución académica con "nuevo equipamiento" del que pueda hacer uso el tejido industrial de la región participando como "socio real" en proyectos de todo tipo.

"Para un organismo público de investigación o una empresa resulta mucho más económico y viable acudir a servicios centrales de apoyo a la investigación como los SCT que montar su propio servicio y contratar personal", sostiene la Universidad. Una de las fortalezas de la institución docente para avanzar es el personal vinculado a sus dos clústeres de investigación (Biomedicina y Medio Ambiente y Cambio Climático), con alta experiencia en la preparación de proyectos europeos. En las convocatorias de los últimos 9 años han trabajado en más de 200 propuestas con cuotas de éxito en la media española.

El segundo gran objetivo del nuevo plan de Investigación de la Universidad pasa por acometer proyectos científico-técnicos que requieran de grandes equipamientos o tecnologías de alta complejidad que permitan incrementar la cooperación con la empresa y la sociedad en general. Y unido a este propósito se incluye una mayor visibilidad de la producción científica de la Universidad de Oviedo. La cuarta acción estratégica contempla la mejora de la capacidad investigadora de científicos noveles, brindándoles un soporte para paliar su inexperiencia en la preparación y gestión de solicitudes de proyectos de investigación, y promocionando, al mismo tiempo, la formación de nuevos grupos de investigación.

Compartir el artículo

stats