02 de febrero de 2017
02.02.2017

Arranca contra reloj la organización de la nueva PAU con 4.500 alumnos a la espera

Cientos de profesores de 21 asignaturas tienen una semana para conocer cómo será la próxima selectividad, objeto de quejas por la incertidumbre

02.02.2017 | 02:03
La reunión informativa con profesores de Matemáticas, en la Facultad de Formación del Profesorado.

Cientos de profesores de Secundaria ejercieron ayer de alumnos por un día en una jornada de vital importancia para el inmediato futuro académico en Asturias. Porque ayer arrancó la última fase de preparación de la nueva selectividad, ahora llamada EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad).

Funcionan en la región un total de 107 centros públicos y privados que imparten segundo curso de Bachillerato. En sus clases están los jóvenes que en un alto porcentaje participarán en la nueva selectividad que emana de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Los profesores de una veintena de materias, que serán la base de esa EBAU que llega con suspense, pasarán hasta el próximo jueves, día 9, por las reuniones que tienen un mismo orden del día: presentación de los coordinadores de materia, información general sobre la elaboración y el desarrollo de las pruebas y el correspondiente apartado de ruegos y preguntas. El de ayer fue extenso porque los profesores, como los alumnos, andan despistados e intranquilos.

La Consejería de Educación y la Universidad de Oviedo acordaron hace tiempo organizar la prueba conjuntamente. La pelota estaba ahora en el tejado de Educación que deberá publicar una resolución que fije la comisión organizadora de la prueba.

Alumnos y padres de alumnos llevan semanas lamentando el retraso en el proceso, que ahora el Principado quiere acelerar. Hoy será el día grande en el calendario de reuniones con los profesores, con ocho citas que van a afectar a asignaturas de peso: Historia de España, primera Lengua Extranjera, Biología, Dibujo Técnico, Química, Geografía, Historia del Arte y Cultura Audiovisual.

Así que se supone que hoy se sabrá, entre otras cuestiones, si el temario EBAU de Historia entra materia a partir de Napoleón o a partir de la Prehistoria.

La impresión general -y ayer ya se pudo comprobar- es que la EBAU 2017 se va a parecer mucho a la PAU 2016. Un año de transición, dicen los profesores que en su mayoría son partidarios de no hacer demasiados cambios.

Se sabe que se mantendrá el sistema de baremación: un 60% de la nota vendrá de la nota media del Bachillerato, y el 40% restante de la nota obtenida en esta nueva selectividad.

Tampoco habrá cambios en la estructura de los exámenes: se mantienen las dos fases. La primera es obligatoria. O se aprueba o no se entra en la Universidad. La segunda, opcional, es la que buscan los alumnos que necesitan entrar en facultades y escuelas que requieren nota de corte.

La nota máxima de la prueba obligatoria será un 10. La de la prueba complementaria, un 14. La EBAU obligatoria, esa a la que deberán enfrentarse todos los alumnos matriculados, constará de cuatro materias troncales del Bachillerato que hubiera elegido el alumnos (tres generales y una de modalidad). En la prueba opcional contarán las dos mejores notas de cuatro asignaturas que cada alumno haya elegido de entre las de su Bachillerato.

La nota de la fase obligatoria no caducará y la nota de la fase complementaria tendrá una vigencia de dos cursos.

Universidad y Consejería de Educación asumen que "ya trabajamos contrarreloj". El consejero de Educación Genaro Alonso está convencido de que el proceso de organización de la EBAU 2017 va a quedar cerrado a lo largo del mes de febrero que acaba de iniciarse. Unos 4.500 alumnos lo agradecerán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído