04 de febrero de 2017
04.02.2017

La Fundación Metal pide un mes de prórroga para evitar el cierre

La entidad, que ya ha llegado a un pacto para los despidos, negocia ahora un acuerdo con los acreedores

04.02.2017 | 02:41

La Fundación Metal ha solicitado una ampliación de un mes del preconcurso para llegar a un acuerdo con sus acreedores y evitar el cierre, una vez que se ha alcanzado un pacto con la plantilla para que se reduzca en 14 personas. La aprobación en los presupuestos del Principado de una partida de 650.000 euros está siendo fundamental en las negociaciones, según confirmaron las distintas fuentes consultadas.

La entidad presentó el preconcurso de acreedores el 29 de octubre pasado, con el objetivo de ganar tiempo para buscar una solución que le permitiera no sólo afrontar los números rojos, sino pagar todas sus deudas y evitar el cierre. El cambio de legislación y los retrasos en las convocatorias de los cursos de formación de las administraciones públicas la abocaban al desastre.

El preconcurso va acompañado de un plan de viabilidad que ha supuesto un duro ajuste presupuestarios, recorte de gastos y reducción de plantilla. Pero la verdadera salvación llegará, según las mismas fuentes, de la mano de la aportación económica del Principado, que servirá para abrir la puerta a la negociación con los acreedores.

Si se consigue un acuerdo a lo largo del mes de febrero, se evitará el cierre y se salvarán, además, los contratos que la Fundación Metal tiene con importantes empresas a nivel nacional, y que suponen aproximadamente un tercio del total de los ingresos.

Las fuentes consultadas se mostraron optimistas de cara a las negociaciones. Una de ellas señaló que, una vez confirmada la aportación del Principado y consignada en los presupuestos regionales de 2017, "sirve de garantía y nos puede ayudar hasta que lleguen la totalidad de los cursos de los que se está pendiente, y que supondrán unos ingresos que permitirán a la entidad tener de nuevo liquidez y afrontar los abonos correspondientes".

La legislación establece un plazo de tres meses para el estadio de preconcurso de acreedores, y un mes más de prorroga para negociar los convenios con los acreedores. Si pasados el trimestre no hay ninguna comunicación, la empresa pasa directamente a ser liquidada. En el caso de la Fundación Metal, si no consigue el acuerdo con los acreedores en este mes de febrero, tendrá que cerrar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook