07 de febrero de 2017
07.02.2017

Un equipo dotado de material anestésico y de captura actuará ante osos "atrevidos"

"Antes los animales se acercaban a los pueblos con discreción; ahora lo hacen con descaro", dicen los expertos, que piden un protocolo de acción

07.02.2017 | 01:34
Un oso en Cangas del Narcea.

Un equipo especial dotado de material anestésico, captura, transporte y manejo intervendrá en Asturias ante osos heridos o aquellos "atrevidos" que se han ido habituando a la presencia humana, como reclamaban los expertos. El protocolo de actuación, realizado de forma conjunta por el Principado, Galicia, Cantabria y Castilla y León, prevé que cada comunidad cree un grupo formado por técnicos, guardas y veterinarios que actúen ante casos de animales con problemas, atrevidos o conflictivos. Se trata del primer plan de control de osos pardos que se elabora en España con el objetivo de aplicar también en los Pirineos. El documento será trasladado al Ministerio de Medio Ambiente para que de el visto bueno a la iniciativa. "Antes los plantígrados se aproximaban a los pueblos con discreción y nocturnidad, pero ahora lo hacen con descaro", advierte el presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, que aplaude que "por fin" salga a la luz el protocolo.

Después de más de cuatro años con un borrador en el aire, la muerte de dos osos en menos de cuatro meses en Moal ha reabierto el debate sobre la necesidad de crear un protocolo. El plan diferencia entre varios tipos de comportamiento de ejemplares susceptibles de requerir una intervención. En este sentido, no sólo se recogen pautas de acción ante osos acostumbrados a bajar a los pueblos en busca de comida, sino también animales huérfanos o que sufrieron algún accidente. El claro ejemplo de "Molinera", que ahora vive en el cercado de los Valles del Trubia. El documento precisa la forma de actuar según cada caso: si se aplican prácticas de disuasión para osos que se acercan a los humanos o malheridos, que necesitan ser trasladados a un centro de recuperación.

La Fundación Oso Pardo es una de las instituciones del sector que más ha insistido en la elaboración de este protocolo. "Aún no conocemos su contenido, pero esperamos que vaya en la misma línea que el borrador. Nos alegramos de que el plan haya llegado a su fase final, porque era muy necesario", concluye Palomero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído