07 de febrero de 2017
07.02.2017

La guardería rechaza la ley de Agentes del Medio Natural que propone el PP

Los sindicatos exigen el uso voluntario de armas, jubilación a los 60 años y defensa letrada por parte de la Administración

07.02.2017 | 01:34
Santiago Traviesa.

Los representantes sindicales de la guardería del Medio Natural han manifestado un "no rotundo y unánime" a la proposición de ley que ha presentado el PP para ese colectivo, que será debatida próximamente en la Junta General. Es un rechazo "firme y contundente", en primer lugar, porque no se ha contado con el colectivo ni se le ha informado, y además, porque no recoge exigencias que los guardas consideran "básicas", según señaló Santiago Traviesa, coordinador del grupo de trabajo de Agentes del Medio Natural creado en la Junta de Personal Funcionario (máximo órgano de representación de los funcionarios del Principado de Asturias) para debatir este asunto. En todo caso, el grupo, que se reúne esta tarde, a las 17.00 horas, en el salón de actos de la Consejería de Hacienda, está abierto al diálogo.

La Junta de Personal Funcionario dejó ayer claro, además de su "malestar" por no haber sido consultada, que es el órgano de representación legítimo del colectivo de guardas del Medio Natural, junto con el Comité de Personal Laboral. Los sindicalistas exigieron la apertura de una negociación para solucionar "los problemas concretos que afectan al colectivo", pero "absteniéndose de iniciativas legislativas no consensuadas" y que, a su juicio, "no introducen más que confusión". El grupo de trabajo ha elaborado un listado con 15 exigencias que consideran "irrenunciables". Exigen que el colectivo esté adscrito a un departamento administrativo (Dirección General) y que se respeten tanto el número de efectivos (puestos base) como su actual relación de puestos de trabajo (RPT) y las respectivas especialidades existentes en la actualidad.

Estas especialidades o ramas de actuación serán, indica el colectivo, las que se determinen en su momento por el órgano administrativo competente (Impacto ambiental, Pesca, Caza, Forestal, BRIPAS, Parques Nacionales, Especies Protegidas, etcétera), teniendo todas "la misma consideración administrativa, como forma de garantizar la mejor prestación de los cometidos a desempeñar en los diferentes ámbitos". Exige el grupo, además, mantener todas las funciones que se desarrollan en la actualidad.

El uso de armas de fuego ha de ser "voluntaria" y "exclusiva para los controles de población". En todo caso será "obligación de la Administración facilitar la obtención de todo lo necesario para su uso", demandan los sindicalistas, que exigen además la elaboración un reglamento de uso de armas de fuego.

La dotación de medios, fundamentalmente vehículos y con carácter de urgencia, para superar "la actual situación de absoluta precariedad" es una de las demandas "básicas", lo mismo que la implantación de "protocolos claros de actuación" a la hora de afrontar las competencias de la guardería, especialmente las que revisten mayor complejidad y conflictividad. La aportación de asistencia letrada por parte de la Administración, para procedimientos judiciales relacionados con el ejercicio de las funciones de la Guardería.

"Cualquier modificación de horarios para el colectivo de guardas del Medio Natural, tendrá que ser negociado con la parte social", demanda el grupo de trabajo, que exige iniciar un proceso "voluntario de funcionarización para todo el personal laboral" de la guardería. Otra exigencia, referida a la formación del colectivo, es que se respete "la igualdad entre todos". Se podrán hacer cursos por especialidades, pero no perjudicará o beneficiará a ningún trabajador independientemente de la especialidad en que desarrolle su trabajo o los cambios de destino que se produzcan". Además, las funciones serán todas y cada una de las que se desarrollan en la actualidad y aquellas otras que les asigne el ordenamiento y de acuerdo a su formación y funciones.

Los sindicatos exigen que los guardas se jubilen a los 60 años, "conforme a los baremos de penosidad, peligrosidad e inclusión en el Plan de Protección Civil de Emergencia por incendios forestales del Principado de Asturias". Otra exigencia es la creación de una relación de puestos compatibles de segunda actividad, para casos de impedimento de la actividad ordinaria.

La incorporación a la nueva Escala de Guardería en el grupo B se realizará en el mismo momento para todo el colectivo, (funcionarios, laborales e interinos), respetando los derechos de todos los trabajadores y no creando discriminaciones entre ellos. El grupo de trabajo ve necesaria una "consolidación de empleo temporal previa a la reclasificación del colectivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas