08 de febrero de 2017
08.02.2017

Una borrasca con vientos huracanados avanza por el Atlántico hacia Europa

La Agencia Estatal de Meteorología no cree que el violento temporal, con rachas de 150 km/h y olas de más de 14 metros, afecte a Asturias

08.02.2017 | 01:48

Una fuerte borrasca, con parámetros similares a los de un huracán de fuerza cuatro, avanza por el Atlántico norte y se dirige hacia Europa. La ciclogénesis, bautizada con el nombre de "Niklas", está produciendo vientos superiores a los 150 kilómetros por hora y olas de 14 metros. Mientras que algunos meteorólogos, como Manuel Picazo, sostienen que el temporal puede llegar al noroeste peninsular, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) lo descarta. "Ahora tenemos un anticiclón al oeste de la Península y el centro de la profunda borrasca está muy lejos; se dirige hacia el norte de Europa", explica el delegado territorial, Manuel Antonio Mora.

El Principado estará hoy en alerta naranja (riesgo importante) por nevadas, ya que la cota bajará hasta los 600 metros de altura, y en amarilla (riesgo) por fenómenos costeros. Ayer la boya oceanográfica del Observatorio Marino de Asturias de la Universidad de Oviedo ya registró una ola de más de cinco metros frente a la costa de Cudillero, mientras que la del puerto de Gijón una altura máxima de siete. Las mayores precipitaciones, próximas a los 20 litros por metro cuadrado, se acumularon en Amieva. Las temperaturas, por su parte, descendieron, aunque no de forma notable. De hecho, Gijón alcanzó una máxima de 16,6 grados. El lunes, los termómetros de Asturias fueron los que más subieron del país -hasta los 20 grados- junto a zonas del sur.

La borrasca que amenaza Europa es una de las más intensas registradas en el Atlántico norte, después de las de diciembre de 1986, enero de 1993 y diciembre de 2015. En el centro, la presión atmosférica ha llegado a los 932 milibares, un valor habitual de los huracanes de categoría cuatro (en una escala del uno al cinco). "El intenso gradiente isobárico que acompaña a la tormenta está ayudando a producir vientos próximos a los 150 kilómetros por hora, capaces de generar olas de 14 metros", manifiesta Picazo.

El delegado de la Aemet en Asturias, Manuel Antonio Mora, asegura que la borrasca no afectará a la región, pues se encuentra muy lejos. "A partir de mañana se retirará el anticiclón y una borrasca en formación al noroeste de Galicia se desplazará hacia el sur y se irá profundizando. Según nuestros modelos, su núcleo circulará al oeste de la costa de Portugal. No obstante, aún faltan bastantes días y habrá que estar pendientes de su evolución", apunta Mora.

Hoy el aviso por nevadas se prolongará hasta las 13 horas en la Cordillera Cantábrica y los Picos de Europa, donde podrían acumularse hasta 15 centímetros por encima de los mil metros, y 10 en la suroccidental. La cota de nieve, según advierte la Aemet, irá bajando en las próximas horas desde los 1.000 metros hasta los 600 o 700. Además, el litoral asturiano seguirá en alerta amarilla por fenómenos costeros hasta las 18 horas, con una previsión de mar combinada del oeste o noroeste de cuatro a cinco metros. Las temperaturas rondarán entre los 13 y los 5 grados en Oviedo, Gijón y Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook