09 de febrero de 2017
09.02.2017

Los meteorólogos reclaman prudencia ante el anuncio de fuertes temporales

Los expertos advierten ante las "alertas innecesarias" en redes sociales cuando la situación es "propia del invierno"

09.02.2017 | 01:54

Los meteorólogos han reclamado prudencia ante las "alertas innecesarias" que se crean en las redes sociales anunciando fuertes temporales que no los son, como ha ocurrido con el último, en el que hubo predicciones de que llegaría una borrasca con vientos huracanados que no se ha producido. "La situación es propia del invierno", aseguran desde la Asociación de Comunicadores de Meteorología (Acomet). El temporal dejó en la noche del martes al miércoles nieve suficiente para que fuera necesario utilizar cadenas en ocho puertos de montaña. A primera hora de la tarde se había reducido a uno.

Algunos meteorólogos sostuvieron días atrás que una potente borrasca con características propias de un huracán avanzaba por el Atlántico norte rumbo a Europa generando vientos de 150 km/h y olas de 14 metros. La posibilidad fue descartada desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que defendió que la profunda borrasca estaba muy lejos y que se dirigía hacia el norte de Europa.

José Miguel Viñas, vicepresidente de Acomet, explicó ayer que los pronósticos no indicaron que esa borrasca fuera a afectar a la península, "aunque algún frente asociado nos pueda rozar, pero nada más".

Sí indicó que entre los meteorólogos llamó la atención lo profundo de la borrasca, bautizada como "Niklas" y que se inició en Islandia. "Si de verdad los pronósticos hubieran indicado que llegaría a la península, estaríamos ante una alerta máxima, porque viviríamos una situación muy complicada por los vientos huracanados. Pero no es así", añadió.

La noche del martes al miércoles fue fría en toda la franja interior asturiana. El puerto de Leitariegos registró de nuevo la temperatura mínima, con 4,2 grados bajo cero. En Pajares, el termómetro bajó hasta los 3,6 grados bajo cero, y en Degaña indicó los 2,9 bajo cero.

La nieve acumulada durante la noche hizo que fuera necesario el uso de cadenas en los puertos de Leitariegos, Connio, Somiedo, San Lorenzo, Ventana, San Isidro, Tarna y Cerredo. También en el tramo de carretera desde Sotres al límite con Cantabria. Y se cerraron al tráfico el tramo entre Tuiza y el puerto de La Cubilla, en Lena.

También llovió en buena parte de Asturias. Hasta las nueve horas ya se habían registrado diez litros por metro cuadrado en Aller, y más de siete en Mieres. Por encima de los cinco litros estuvieron Cabrales, Colunga y Oviedo.

Sin embargo, pocas horas después la situación era bien distinta. A primera hora de la tarde sólo el tramo de Tuiza-Puerto de la Cubilla, en Lena, permanecía cerrado, mientras que el puerto de Tarna continuaba con cadenas. El resto de carreteras estaban limpias y se podía circular con normalidad.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) levantó a media tarde la alerta amarilla por fenómenos costeros. Las olas de mayor altura se habían registrado entre las 10.00 y las 12.00 horas, cuando llegaron a alcanzar los 6,5 metros, aunque la media se situó entre los 3 y 4 metros.

José Miguel Viñas incidió en que "las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología han funcionado bastante bien. Cuando se lanzaron los avisos por viento fuerte y oleaje la semana pasada, se cumplieron los pronósticos. Igual que ahora cuando descartaron que la profunda borrasca procedente de Islandia nos iba a tocar".

El problema surge cuando "la información se propaga de forma descontrolada por las redes sociales, y se interpreta mal o de forma desajustadas. Es cierto que nos pueden afectar frentes asociados a esa borrasca, pero no va a ser nada excepcional. La situación de temporal que se está viviendo es propia del invierno y de la época en la que estamos", explicó José Miguel Viñas.

Meteorología prevé para hoy un cielo con nubes de tipo medio y alto, temperaturas máximas en claro aumento y mínimas sin cambios, con heladas en el sur montañoso. La situación se mantendrá estable hasta el fin de semana, que la cota de nieve subiendo desde unos 1. 000 metros hasta 1.600 o 1.800 el domingo.

Acomet nació con el fin de mejorar la información y divulgación meteorológica a través de los medios de comunicación, dado el gran impacto que ello tiene como servicio público. Su presidenta es la física Mónica López, jefa del departamento del Tiempo de TVE, y presentadora de ese espacio en la televisión pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook