11 de febrero de 2017
11.02.2017

"Ni un muerto más en el trabajo", claman los sindicatos tras el siniestro de Grandas

Los concentrados en Oviedo por la muerte de Alejandro Solares creen que la reforma laboral, que ayer cumplió cinco años, dificulta la seguridad

11.02.2017 | 00:10
"Ni un muerto más en el trabajo", claman los sindicatos tras el siniestro de Grandas
Un momento de la concentración contra la siniestralidad laboral, ayer, en Oviedo.
"Ni un muerto más en el trabajo", claman los sindicatos tras el siniestro de Grandas

La reforma laboral cumplió ayer precisamente cinco años y para los sindicatos es el escenario de fondo idóneo para que se recrudezcan los accidentes laborales graves como el que supuso esta semana la muerte de Alejandro Solares, de 37 años y padre de tres niños, al despeñarse la grúa que manejaba en Grandas de Salime.

A las doce y cinco minutos del mediodía de ayer un centenar de sindicalistas de CC OO y UGT protagonizaron una concentración con corte de tráfico, al lado del edificio de sindicatos en Oviedo. Por delante una pancarta con el lema: "ni un muerto más en el trabajo", y una convicción generalizada: los accidentes laborales no se reducirán mientras subsista la merma de condiciones laborales.

José Antonio Iglesias, responsable de Salud Laboral de Comisiones Obreras, lamentó el incumplimiento sistemático de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales "y la generalización de métodos de trabajo y ritmos laborales inadecuados". Las estadísticas de siniestralidad laboral, aseguran los sindicatos convocantes "no son reflejo de un país del primer mundo en pleno siglo XXI".

Esas estadísticas, informó la secretaria de Salud Laboral de UGT, Emma Fernández, marcan en Asturias ocho accidentes mortales a lo largo de 2016, y 17 el año anterior.

Escasa o nula formación

El Principado se mantuvo en cabeza del ranking de siniestralidad desde 2012 a 2015, había mejorado sustancialmente en 2016 pero, asegura Iglesias, "el hecho de que llevásemos en Asturias sin un accidente mortal desde el pasado mes de octubre, no nos debe hacer perder de vista las condiciones laborales de muchos trabajadores: contratos de corta duración, escasa o nula formación, muchos trabajadores obligados a convertirse en autónomos sin tiempo suficiente para prepararse y un asunto que no es prioridad política".

Los concentrados mostraron su apoyo a la familia de Alejandro Solares y pidieron una investigación sólida del accidente para conocer las causas reales que acabaron con la vida del gruista poleso.

"Un accidente no es cuestión de mala suerte, es algo que se puede evitar", se dijo en el comunicado de la concentración que dio paso a cinco minutos de silencio, seguido también por algunos ciudadanos desde las aceras y sin un solo sonido de claxon de los conductores afectados por el corte que apenas duró diez minutos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook