Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los facultativos de la región censuran a la Administración

Fuerte malestar con Sanidad por la primera bolsa de empleo de especialistas

Los médicos se muestran "quemados" por la gestión del instrumento que regirá la contratación temporal Ven imposible que funcione el 1 de abril

Fachada del bloque de hospitalización del HUCA.

Fachada del bloque de hospitalización del HUCA. LUISMA MURIAS

Desconcierto, enfado, crispación y bastantes horas haciendo cola. Éste es el balance, al menos por el momento, de la primera bolsa de empleo de médicos especialistas que está poniendo en marcha la sanidad pública asturiana. Unos 1.600 facultativos, muchos de ellos en activo pero con contratos interinos, han tenido que presentar en los registros habilitados por el Servicio de Salud del Principado (Sespa) sus solicitudes y toda la documentación que acredita sus méritos. La bolsa de empleo será en adelante la herramienta para realizar las contrataciones temporales en el sector sanitario.

"Entre las colas, las esperas y la tensión, hay gente que ha terminado llorando", explicó a este periódico un médico interino del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). "La gente está enfadada. Llevábamos toda la vida sin bolsa de empleo y ahora el Sespa se ha empeñado en resolverlo todo deprisa y corriendo: un mes para inscribirse y otro mes para baremar los méritos", señaló otro facultativo.

Los responsables sanitarios aspiran a que la bolsa de empleo empiece a funcionar el próximo 1 de abril. "Es casi imposible", sentenció este último médico. Y apostilló: "Ahora tienen que comprobar los documentos de 1.600 personas, luego se abre un plazo de alegaciones. Sería un milagro que este sistema estuviera en marcha el 1 de abril".

Todas las categorías laborales del sector sanitario de la región disponían de una bolsa de empleo, salvo los médicos especialistas. En consecuencia, lo que está haciéndose en el momento actual es convocar en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) cada plaza temporal que se quiere cubrir, un procedimiento engorroso y que se pretendía sustituir por otro más sencillo.

La bolsa de empleo, que ordena a los demandantes de trabajo en función de sus méritos, otorgará esta simplicidad de manejo una vez que esté en marcha. Cuando se precise contratar a un especialista, se irá a la bolsa y se cogerá al que en ese momento esté clasificado el primero. Sin más. El problema radica en que la entrada en servicio de este sistema es una tarea laboriosa. Las autoridades sanitarias subrayan que "en la valoración de los expedientes está trabajando un dispositivo de 14 personas".

Entre tanto, los médicos de la región centran sus críticas en la estrategia seguida por el Sespa, que ha hecho coincidir "un proceso tan complejo como crear una bolsa de trabajo de especialistas con la actualización de los méritos de todas las categorías restantes". "Todos estábamos en las mismas colas", indicó uno de los facultativos.

"La gente está preocupada y quemada. Se han puesto unos recursos insuficientes. Además, muchos de nuestros compañeros no saben para qué se les obliga a hacer todo esto cuando en realidad están trabajando y ocupan una plaza interina pero en la que llevan tantos años, hasta 15, que saben que nadie puede desplazarlos", precisó uno de los inscritos en la bolsa. "Yo mismo tuve que estar cuatro días haciendo cola para cumplimentar toda la burocracia que se nos pide", indicó. "Ha habido gente que estaba en la cola del registro del HUCA a las siete y media de la mañana, y luego para encima te encontrabas con que la aplicación informática para introducir los méritos fallaba muchísimo".

El Servicio de Salud del Principado aún no ha hecho público el dato de cuántos facultativos provenientes de fuera de Asturias se han inscrito en la bolsa de empleo.

Compartir el artículo

stats