23 de marzo de 2017
23.03.2017

Una ovetense y su pareja, en el banquillo por abandonar a la hija de ella, de cuatro años

La pequeña fue atendida en una ocasión por fuertes dolores de barriga, que eran de hambre

23.03.2017 | 14:46

Una ovetense y su pareja se sentarán mañana en el banquillo de los acusados por sendos presuntos delitos de abandono temporal de la hija de ella, de cuatro años, a la que en uno de los rescates por la Policía la trasladaron al centro de salud de La Lila por los fuertes dolores de barriga que tenía, y que se debían al hambre. La Fiscalía pide 11 meses de prisión para la madre y ocho para su compañero.

La primera denuncia por abandono se produjo en la noche del 18 al 19 de agosto de 2014. La pequeña estaba durmiendo y el ahora acusado no estaba en el domicilio, pero la madre decidió salir y dejar a la niña sola. La menor se despertó y al ver que no había nadie más en casa se asustó, comenzó a llorar y salió a la terraza a pedir ayuda. Los viandantes que la vieron llamaron a la Policía, que se trasladó a la vivienda.

La niña presentaba un cuadro de nerviosismo con dolor estomacal, por lo que los agentes decidieron trasladarla al centro de salud de La Lila, donde le dieron de comer porque no lo había hecho, según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Fiscal.

Hubo una segunda ocasión por la que ahora se juzgará al compañero sentimental de la madre. Se produjo el 16 de noviembre de 2014. La mujer dejó al hombre con la pequeña mientras ella iba a trabajar. Cerca de las dos de la madrugada, el ahora acusado salió de la vivienda.
Un viandante vio a la niña asomada a la ventana y titiritando de frío, por lo que llamó a la Policía, que a su vez tuvo que pedir la colaboración de los bomberos para acceder a la vivienda por la ventana y luego abrir la puerta.

Según el escrito del fiscal, el acusado, para que la pequeña no pudiera salir de casa, había quitado a la puerta la manilla interior, que fue encontrada posteriormente por la Policía en el hueco del contador, fuera del piso.

Tras este hecho, la Consejería de Bienestar Social declaró la situación de desamparo de la niña en noviembre de 2014, y asumió su guarda tutela y alojamiento en un centro de protección de menores.

La Fiscalía considera que la madre de la niña y su entonces pareja abandonaron a la pequeña "con flagrante desprecio a las más elementales reglas de protección" con un menor y además de tan corta edad, por lo que solicita la condena de 11 meses de cárcel para ella y de ocho meses para él, además del abono de las costas procesales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído