04 de abril de 2017
04.04.2017

Plaga de la patata en Asturias: así es su entierro

Cogersa utiliza dos sacos de cal viva para destruir diez toneladas de tubérculo contaminado

04.04.2017 | 14:14
Plaga de la patata en Asturias: así es su entierro
Plaga de la patata en Asturias: así es su entierro

El entierro de diez toneladas de patata afectada por la plaga de la polilla fue rápido y sencillo. Menos de media hora emplearon esta mañana los operarios del Consorcio para la gestión de los residuos sólidos de Asturias (Cogersa) para echar cal viva y tierra sobre el tubérculo infectado del Occidente. "Seguimos el procedimiento que nos indica el Ministerio de Agricultura: enterrarlo lo más rápido posible y echar cal para matar las bacterias", explicó el gerente de Cogersa, Santiago Fernández. Con esta simple maniobra, "ahí no queda nada vivo", ni siquiera genera biogás, como otros residuos. 

El cargamento de patata contaminada llegó a las once de la mañana a Cogersa, donde los técnicos procedieron a su entierro en tres pasos: echar un saco industria de cal viva (de aproximadamente 1.000 kilos), descargar las diez toneladas de tubérculo y cubrir con cal viva y tierra. "En una semana, todo esto está cubierto de basura", precisó Santiago Fernández, que destacó que Cogersa está preparada para tratar "cualquier cantidad de patata que llegue"

El de hoy es el segundo camión de tubérculo que recibe el vertedero de Serín desde que la consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales comenzase a finales de marzo a recoger el cultivo afectado por la plaga. El próximo envío llegará el viernes. Mientras avanza su destrucción, el Principado continúa recogiendo mercancía.

La consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha prohibido su siembra durante al menos dos años en Taramundi, San Tirso de Abres, Vegadeo, Castropol y las fincas de los alrededores de Llamabúa (Navia), Villademoros (Valdés), Armayor (Cudillero) y Montiana (Gijón). El positivo en Gijón ha obligado al Principado a extremar los controles en concejos de la zona central, de forma que los agricultores estarán obligados a declarar tanto las parcelas ya plantadas como las que tengan previsto cultivar en próximas fechas. Estos municipios son: Pravia, Muros de Nalón, Soto del Barco, Illas, Corvera, Castrillón, Avilés, Gozón, Carreño, Villaviciosa, Colunga, Caravia, Ribadesella, Llanes y Ribadedeva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído