14 de abril de 2017
14.04.2017

La renta, siempre en las mejores manos

Suárez & González Consultores recomienda a los contribuyentes que acudan a profesionales certificados para evitar errores indeseados en la declaración anual

15.04.2017 | 21:56
Asesores en un despacho asturiano.

La campaña de Renta 2016 ya ha comenzado, y lo ha hecho con importantes novedades como el sistema "Renta Web" que sustituirá al borrador y al programa "Padre", permitiendo hacer la declaración desde cualquier ordenador o dispositivo móvil. Aunque son muchas las personas que suelen llevar estas cuestiones de forma particular, lo más recomendable es confiar esta labor a asesorías especializadas y con experiencia contrastada en la región. Y puestos a solicitar los servicios de una asesoría, lo más recomendable es recurrir a aquellas que tienen a sus espaldas varias décadas de trayectoria en las que no han dejado de expandirse y evolucionar con los tiempos. Asesorías como la Sociedad Limitada Profesional compuesta por Justo Suárez Otero, miembro del Colegio de Titulados Mercantiles de Asturias (socio profesional), y Diego Suárez González, miembro del Colegio de Economistas de Asturias (socio profesional), especialistas en el asesoramiento integral de pymes y autónomos. Este grupo consultor es agente financiero del Banco Santander en Lorenzo Abruñedo (Oviedo); delegación del Grupo Inprex en Grado, agencia de seguros AXA y seguros Allianz, así como consultora del grupo Zona Norte Prevención. De cara a la declaración de la renta, recomiendan a los contribuyentes que se pongan en manos de profesionales certificados para evitar errores indeseados a la hora de confeccionar la declaración. Asimismo, destacan especialmente dos aspectos relevantes y una novedad –cláusulas suelo– a la hora de confeccionar el modelo 100.

Ganancias patrimoniales. El borrador de la AEAT toma como referencia únicamente los datos a los que la Agencia tiene acceso. Datos como catastro, rendimientos del trabajo, intereses de cuentas o depósitos bancarios o retenciones de profesionales y alquileres. Todo lo que no se encuentre en la base de datos de la Agencia Tributaria –por ejemplo, una ganancia patrimonial–, tiene que ser declarado por el contribuyente. Es por ello necesario la intervención de un profesional en la materia que asesore a este de forma eficaz y solvente.

Situaciones familiares y personales. En el caso de una persona que está divorciada, habrá que aclarar qué tipo de pensión compensatoria pasa al ex cónyuge. Asimismo y con el fin de determinar las deducciones que le correspondan al contribuyente, será preciso valorar otros aspectos como si la persona en cuestión vive de alquiler o es susceptible de compensar pérdidas de ejercicios anteriores con los beneficios del último por la compraventa de productos financieros (acciones). Otros aspectos interesantes que pueden dar lugar a deducciones son la reforma de las viviendas ocupadas por minusválidos y los gastos para la educación, una vez suprimida la deducción por inversión en vivienda habitual con efectos del ya pasado enero de 2013. La obligación del asesor fiscal profesional estriba en analizar detalladamente la situación tributaria del contribuyente, poniendo de relevancia los sucesos o acontecimientos que hayan podido sobrevenirle durante el ejercicio fiscal. Debe buscar la manera, dentro de la legalidad, de que su cliente pague la menor cantidad posible de impuestos, acogiéndose a todas las deducciones y bonificaciones a las que tenga derecho. Por ello, los precios de esta asesoría de referencia oscilan entre los 45 euros hasta los 150 o 200 euros, en función de la complejidad de la declaración que se tienda a elaborar. Asimismo, disponen de una tarifa plana para autónomos de 49 euros al mes.

Cláusulas suelo. La Agencia Tributaria ha pedido a las instituciones financieras información específica sobre los clientes a los que se les ha devuelto dinero por estas cláusulas suelo, con lo que los contribuyentes que tengan que hacer algún tipo de regularización tendrán un aviso al hacer la declaración en la parte referente a sus datos fiscales. Hacienda ha decidido que no se integrarán en la base imponible los importes percibidos por la devolución de las cantidades que previamente hubiera satisfecho a la entidad financiera por aplicación de la cláusula suelo. Si el contribuyente percibiese además intereses indemnizatorios, tampoco deberá tributar por ellos, por lo que no debe incluirlos en la base imponible del impuesto. Por su parte, si los intereses que se devuelven hubieran formado parte de la base de la deducción por vivienda habitual de ejercicios anteriores, el contribuyente perderá el derecho a la deducción y debe regularizar las deducciones practicadas en la declaración de la renta correspondiente al ejercicio 2016, al ser este el ejercicio en el que tuvo lugar el acuerdo con la entidad financiera. A tales efectos se procederá a incluir las cantidades deducidas en su momento en las casillas 524 y 526 de la declaración del Impuesto pero sin incluir los intereses de demora. Se debe tener en cuenta que únicamente deben regularizarse los ejercicios no prescritos.

Mucho más que una asesoría profesional

El grupo consultor integrado por Justo y Diego Suárez ofrece servicios de asesoría fiscal, laboral contable y jurídica, así como servicios de mediación. Especialistas en pymes (empresas de hasta 50 empleados) y autónomos, tienen presencia física en Siero, Grado, Oviedo (departamento jurídico) y con una delegación asociada en la localidad cántabra de Torrelavega, próximamente contarán con oficinas en Sama de Langreo. Están en pleno proceso de expansión buscando nuevos franquiciados y colaboradores para extender su red comercial. Cuenta con el sello de Profesionalidad del Asesor y la ISO de Calidad 9001/2015. En 2018 tendrán el sello de Confianza Online, sello que les permitirá comercializar servicios digitales a través de la web, y entre sus planes de futuro está acudir a ferias de franquicias nacionales y colaboraciones a nivel nacional.

Más información en: www.sgconsultores.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook