14 de abril de 2017
14.04.2017

Con el salmón a la vista

Los pescadores dan por más que probable el campanu el domingo, pero esperan con inquietud el resto de la campaña por el bajo caudal de los ríos

14.04.2017 | 00:35

Hubo agostos parecidos a este abril. En las orillas de los ríos asturianos, con la cota del agua tan baja como a veces en lo más seco del verano, la corriente deja a la vista los salmones y alienta las vísperas de la persecución del campanu, este domingo, con abundancia de buenas perspectivas de captura. Otra cosa será lo que después del primer día suceda con la temporada si sigue lloviendo poco.

Sin rastro de las aguas mil de abril, ni del deshielo de los años de nieves, la apertura de la temporada de pesca de salmón con muerte en Domingo de Resurrección promete piezas para el primer día e incertidumbres para los meses siguientes en todos los cauces. "No serán los veinte salmones del primer día de hace dos años, un 28 de abril, pero media docena saldrá seguro", se lanza Enrique Berrocal, presidente de la sociedad Las Mestas del Narcea, que mira al río y ve "demasiado bajo", "casi como en lo peor de los agostos", un cauce que estaba "precioso" hace una semana. Si no llueve y los caudales siguen tímidos, "va a costar hasta que los salmones se muevan en el río", apunta. El caso es que "se ven" ejemplares y que por ese lado "la temporada tiene muy buena pinta". La confirmación quedará para lo que diga el cielo desde este domingo hasta el 15 de julio, en toda la extensión de una campaña que despega con la salvedad normativa que este año, con el propósito protector de salvar la temporada de desove, obligará a devolver al río, desde el 15 de junio, los salmones de más de 75 centímetros.

En sesenta años de pesca, Antón Caldevilla recuerda con esfuerzo un solo año de tan escaso caudal en los ríos salmoneros del Oriente. El presidente de la sociedad "El Esmerillón" casi nunca ha visto "una seca tan larga en un año sin nieve en las cumbres" y coincide en que los salmones "se han visto" y en que a buen seguro saldrán el primer día, pero también en que "casi no habrá río" si el tiempo sigue así.

El periodo hábil de capturas empezó y terminará con el vedado parcial de la pesca sin muerte -en sus dos fases, del pasado 19 de marzo hasta hoy y del 16 al 31 de julio-, pero la parte fuerte da la salida en dos días, a las siete y cuarto de la mañana de este Domingo de Resurrección, con buenas perspectivas para el ciclo de captura con muerte y para las dos subastas convocadas en las cabeceras de las grandes cuencas salmoneras asturianas. La puja por el campanu de Asturias tendrá once restaurantes aspirantes en Cornellana; la de la primera pieza del Sella ha confirmado a 14 postores en Cangas de Onís. El año pasado puso el listón más reciente en los 4.200 euros que se pagaron por el primer salmón del Sella, curiosamente por encima de los 3.700 en que los mismos compradores valoraron el campanu de la campaña.

La normativa mantiene los cupos -un salmón por día, cuatro por pescador y temporada- y algunas actuaciones exógenas, las dificultades que han hecho quejarse a los pescadores. En el Narcea, ya está parada la obra de reconstrucción de los pilares del puente de Cornellana, que habían soliviantado a los aficionados por el obstáculo que suponen para el paso de los salmones, pero la alerta persiste, promete Berrocal, ante la promesa de la empresa de abrir un canal más profundo si se constata que se prolonga el problema. En el Oriente, "El Esmerillón" prepara pancartas de protesta contra las restricciones que el Principado sigue imponiendo, a su juicio, a la duración de la campaña y reprocha que la Confederación Hidrográfica ponga "palos en las ruedas" ante sus intenciones de acondicionar los accesos a algunos cotos de la zona.

En el territorio normativo, la temporada echa andar también inmediatamente después del registro en la Junta General del Principado de una iniciativa parlamentaria en la que Foro Asturias pretende que la cámara inste al Gobierno del Principado, entre otras disposiciones, a suprimir la prohibición de venta que, fuera del "Campanu", pesa sobre los salmones, reos y truchas capturados en los ríos asturianos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook