20 de abril de 2017
20.04.2017

El buen tiempo y el viento elevan los incendios por todo Asturias

Las altas temperaturas estuvieron acompañadas de rachas de viento de hasta 104 kilómetros por hora, que avivaron las llamas en once concejos

20.04.2017 | 01:31

El buen tiempo acelera la llama en Asturias. Lo que empezó el fin de semana con tres incendios, acabó ayer con veinte, repartidos por once concejos de la región: Allande, Cabrales, Corvera, Ibias, Llanes, Pravia, Salas, Sobrescobio, Tineo, Valdés y Villayón. El sol y las altas temperaturas, que continuarán todo el fin de semana, llevaron precisamente ayer al consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, a activar a las 13.57 horas el Plan de Incendios Forestales del Principado de Asturias (INFOPA) en situación cero.

Los veinte fuegos se localizan en Bustantigo y Villalaín (Allande), Inguanzo (Cabrales), Cancienes (Corvera), Pousadoiro y Tormaleo (Ibias), Folgueras (Paravia), Brañalvente y Cueva (Salas), Villamorey (Sobrescobio), Colinas de Arriba (Tineo), Castañeo (Valdés), Busmente (Villayón) y Sierra del Cuera, El Mazuco, La Borbolla, Cuestas de Parres, San Roque del Acebal, Torrevega y Vidiago (Llanes).

En este último concejo, los espectaculares fuegos hicieron trabajar a destajo a varias dotaciones de bomberos llegadas desde el parque de Llanes y de Cangas de Onís. También tomaron parte en las tareas para sofocar las llamas empresas forestales. El fuerte viento de nordeste que azotó durante toda la jornada dificultó la labor de los profesionales y del helicóptero. Se quemaron varias hectáreas de matorral y zonas de pasto. Los incendios se declararon en la zona de Purón y San Roque y en la parte trasera del Picu Castiellu, cerca de la localidad de la Galguera. Las llamas también hicieron acto de presencia en el valle de Ardisana. El primero de los incendios se declaró en San Roque pasadas las nueve y media de la noche del martes en la zona conocida como el Toyu, muy cerca del acceso al monte por el cementerio.

Al calor se sumó un enemigo más: el viento


El viento registró rachas de hasta 104 kilómetros por hora. Ese valor se registró en concreto en Cabo Busto. Fue la máxima del día, aunque el nordeste sopló con fuerza en toda la región. Los termómetros, por su parte, rozaron los 20 grados y las lluvias siguen sin aparecer. En Oviedo se llevan acumulados desde el 1 de marzo 60 litros por metro cuadrado de precipitaciones cuando el valor medio en el período 1981-2010 es de 137,6. La previsión meteorológica de los próximos días favorecerá la expansión del fuego, ya que se espera buen tiempo hasta por lo menos el domingo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído