21 de abril de 2017
21.04.2017

Los expertos plantean la armonización fiscal en la nueva financiación

Asturias exigirá solidaridad y la valoración de variables como el envejecimiento

21.04.2017 | 01:45

El grupo de trabajo sobre la nueva financiación autonómica sopesa incluir la armonización fiscal de tributos como el de Sucesiones en el futuro modelo, según trascendió ayer en la reunión mantenida por el experto que representa al Principado, Carlos Monasterio, con los portavoces de los seis grupos con presencia en la Junta General.

Aunque el equipo se encuentra aún en una fase preliminar, los expertos tienen un alto nivel de coincidencia en cuestiones como una mayor corresponsabilidad fiscal y un refuerzo de la autonomía tributaria aunque en algunos casos poniendo límites en impuestos como el de Sucesiones, abriendo las puertas así a una armonización fiscal que contribuya a evitar la competencia impositiva entre autonomías, según comentó el hacendista Carlos Monasterio. Otra de las cuestiones en discusión es la de establecer la nivelación de competencias entre las autonomías del régimen común y las forales (País Vasco y Navarra).

El catedrático en Hacienda Pública definió como "bastante razonable" el nivel de financiación de Asturias e indicó que el nuevo modelo deberá dar respuesta a cuestiones como el envejecimiento. La Consejera, Dolores Carcedo, apuntó que el nuevo sistema deberá cubrir el coste de los servicios básicos teniendo en cuenta esa variable y también la dispersión. Fernando Lastra (PSOE) dijo no temer que las novedades de la reforma puedan perjudicar a Asturias: "estamos comprometidos con la necesidad de mejorar el sistema", concluyó. El PP, según Emma Ramos, reclamará un modelo "en el que Asturias no salga perjudicada, solidario y en el que cumpla el principio de ordinalidad". Emilio León (Podemos) sostiene que es "una buena oportunidad para introducir indicadores económicos avanzados y no de los años ochenta, como el índice de desarrollo humano o la huella ecológica". Gaspar Llamazares, de IU, admitió la existencia de "buenos mimbres" para una reforma solidaria y abogó por "la unidad política en Asturias" ante la negociación. Cristina Coto, de Foro, expresó su temor de que queden fuera de los criterios de referencia cuestiones importantes para Asturias y reprochó que "no se conozcan el coste de las necesidades reales de Asturias". Nicanor García, de Ciudadanos, se mostró partidario de una mayor armonización fiscal y de un sistema que vigile la rentabilidad de las grandes obras públicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído