21 de abril de 2017
21.04.2017

Mi Universidad es una torre de Babel

Estudiantes de diecisiete nacionalidades narran a los asturianos las bondades de sus países de origen en el encuentro "Banderas del mundo"

21.04.2017 | 01:52

Siete meses separan de su primer contacto con el idioma español a Lola, Calala, Isabel y Teo, cuatro estudiantes chinos en la Universidad de Oviedo rebautizados con nombres de pila en español para facilitar su estancia. En este tiempo han tenido oportunidad de familiarizarse con la lengua pero, además, de exponer a los asturianos las bondades de su país. Ayer fueron uno de los grupos protagonistas en el evento "Banderas del mundo", una cita de carácter internacional que reunió hasta 17 nacionalidades en el patio del edificio histórico, para demostrar que la de Oviedo es "una Universidad abierta al mundo", como aseguró el vicerrector de Extensión, Francisco José Borge.

Cerca de un centenar de alumnos extranjeros se convirtieron en "cicerones" por un día de sus respectivos países de origen en un momento en que la Universidad está finalizando la asignación de las movilidades internacionales para el próximo curso. "Es una oportunidad única, una vez que ya tienen resuelta la parte académica, para conocer la vertiente cultural del país de destino", especificó el vicerrector. "La idea es que puedan contactar con estudiantes del lugar que van a visitar, que les cuenten cómo es su Universidad, los problemas de adaptación...", continuó Borge. La pequeña torre de Babel en la que se ha convertido la Universidad asturiana es la elección preferente de norteamericanos, donde existe una larga tradición de convenios internacionales. La respuesta de Sudamérica también fue muy positiva. Karen Peña, alumna de Pedagogía y Dilma Mamani, del máster en Género, se confiesan "enamoradas" de Oviedo, igual que Carlos Hernández y Gustavo Ramírez, de El Salvador. En el stand de China, Lola, Calala, Isabel y Teo compaginaban una demostración de grafías típicas de su idioma con una declaración de amor incondicional a la sidra. "Me gustaría quedarme a trabajar en España", declaró Lola. China es uno de los nuevos mercados que se están abriendo en la Universidad de Oviedo.

Si bien el destino mayoritario de los asturianos sigue siendo Europa, por las facilidades para la economía familiar, se estima que el "Brexit" pueda tener cierta repercusión en un futuro próximo. Más, incluso, que la cerrazón del presidente estadounidense Donald Trump. "No creo que vaya a tener ni la más mínima importancia, tengo más dudas a lo que pueda ocurrir con el 'Brexit' ", aseguró el vicerrector Francisco José Borge. "En Oviedo hemos vivido una experiencia muy linda", confesaban en otro stand.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído