El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Oviedo ha condenado a American Airlines Europe a pagar 850 euros de indemnización y 172,50 dólares por la facturación de una tabla de surf a un ovetense cuyo vuelo a Nicaragua, con escala en Miami (Estados Unidos), fue cancelado por una avería en el avión.

El denunciante, defendido por Tomás Argudín, adquirió un billete para viajar el 17 de octubre de 2016 desde Madrid hasta Managua, haciendo escala en Miami, y vuelta el 3 de noviembre. Llegado el día del vuelo, la compañía le comunicó la imposibilidad de embarcar por una avería del avión, lo que le impidió llegar a destino en la fecha que estaba prevista. La compañía aérea le ofreció entonces, a él y a otros compañeros de viaje, un vuelo de Iberia hacia Miami, pero sin conexión con Managua, por lo que tuvieron que pernoctar esa noche en Florida.

La cancelación no fue notificada con 14 días de antelación, con lo que cualquier molestia, incluido el desplazamiento al aeropuerto, debería corre a cargo de la aerolínea, según establecen las leyes. Cuando el viajero se puso en contacto con la compañía, le dijeron que el vuelo no se había cancelado, sino que había sido reubicado, y responsabilizaron al aeropuerto.

Una familia mierense ya obtuvo una indemnización de American Airlines después de la que compañía se lavase las manos respecto a un servicio de acompañamiento a una menor en un vuelo a Wichita.