09 de mayo de 2017
09.05.2017

El SOMA pide 6 años de cárcel para Villa y 5 para Castillejo por apropiación indebida

El sindicato reclama al exlíder minero una cuantía de 431.330 euros y otros 114.954 al exresponsable de la fundación dedicada a formación

09.05.2017 | 01:25
El SOMA pide 6 años de cárcel para Villa y 5 para Castillejo por apropiación indebida

Seis años de prisión para el exlíder minero José Ángel Fernández Villa y cinco para quien fuera su mano derecha en Infide, Pedro Castillejo. Estas son las penas solicitadas por la acusación particular ejercida por el SOMA y por su fundación, más duras que la de Fiscalía, que acusa a ambos de sendos delitos continuados de apropiación indebida. Además, reclaman al secretario general del sindicato minero una indemnización de 431.330,77 euros, y otros 114.954 a Castillejo.

El escrito de acusación particular se asemeja al presentado por la Fiscalía. Así, describe cómo el exsindicalista disponía de tarjetas de crédito vinculadas a las cuentas bancarias del SOMA-UGT con las que realizó "múltiples compras de carácter personal" como "puros, sombreros, aparatos electrónicos, libros, películas, productos delicatesen, parafarmacia, perfumes y flores", entre otros. También se relata la adquisición de vehículos a cargo de la organización.

Los letrados Miguel García Vigil y Luis Llanes, del despacho de abogados Ontier, consideran que Fernández Villa ejercía "un poder omnímodo, total y absoluto" en las organizaciones sindicales que encabezaba, y que lo utilizó para, "en ejecución de un plan preconcebido", "idear la forma de aprovecharse de los fondos económicos propiedad" del SOMA-UGT y de FITAG-UGT, "incorporando dichos fondos a su propio patrimonio, o dando un destino distinto de aquél para el que los mismos habrían de estar adscritos".

Así, Fernández Villa habría cobrado de Hunosa mediante talones nominativos 234.462 euros que correspondían a FITAG-UGT. Cuando Hunosa cambió a transferencia bancaria, "Fernández Villa decidió designar una cuenta del SOMA-UGT y no de FITAG-UGT (...) para burlar los controles más estrictos". Según la acusación particular, "Villa comenzó a utilizar dichos fondos y los del SOMA-UGT en su propio beneficio y para atender sus gastos propios y personales, utilizando el patrimonio de ambas organizaciones en su beneficio".

En cuanto a Castillejo, añade la acusación que "prevaliéndose de su relación de amistad con Villa, y con la aquiescencia de éste, ostentó un control omnímodo y absoluto sobre la gestión económica de Infide y, en ejecución de un plan preconcebido, con intención de incorporar a su patrimonio el dinero de titularidad de la misma, o de destinar dichos fondos a finalidades distintas a aquellas que le eran propias, realizó operaciones carentes de relación con la actividad de dicha".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído