Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La expectativa de 5.000 plazas fijas en el Principado acelera a los opositores

"Por fin vemos la luz al final del túnel", afirman las academias, con la oferta de plazas públicas congelada desde 2008

La expectativa de 5.000 plazas fijas en el Principado acelera a los opositores

La expectativa de 5.000 plazas fijas en el Principado acelera a los opositores

"Por fin vemos luz al final del túnel". Así se manifestó ayer Ana Fernández, directora de un centro de preparación de oposiciones emplazado en Oviedo, ante el panorama de una amplia oferta de empleo público que están ultimando el Gobierno central, las administraciones autonómicas y los sindicatos para los tres próximos años. "Hay oposiciones congeladas desde 2008", subrayan los responsables de las academias, sector que se prepara para una elevada demanda de alumnos. Las cifras son muy voluminosas. El Ejecutivo asturiano no ha desvelado cuántas plazas del Principado saldrán a concurso. Según algunas estimaciones, en los próximos tres años podrían ser alrededor de 5.000, de las cuales una amplísima mayoría corresponderán a los sectores sanitario y educativo. A esta cifra habría que sumarle las ofertas que plantearán la Administración central -por ejemplo, para los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, para Correos...- y los ayuntamientos. En definitiva, toda una borrachera de empleo público después de varios años de una estricta abstinencia.

"Hay más movimiento, nos llama mucha gente preguntando", indica Vanesa Fernández, responsable de otro centro formativo. A su juicio, el impulso del número de matriculaciones se producirá más bien después del verano. La experiencia le dice que "el opositor especializado no espera a que se convoquen los procesos selectivos, sino que empieza a prepararse en cuanto hay un poco de movimiento". Si todo rodase como se prevé, la tasa de interinidad de la Administración asturiana pasaría de cerca del 25 por ciento actual al 8 por ciento.

Los años de crisis, un periodo cuyo inicio sitúan algunos en 2008, han pasado factura al empleo público en Asturias. Las convocatorias fueron sometidas a severas restricciones y aumentó de una forma muy notable la contratación de interinos. La tasa de reposición de jubilaciones quedó reducida al mínimo, con sólo ligeros respiros en ámbitos estratégicos, como la educación y la sanidad.

Según datos facilitados a este periódico por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, el Principado tenía a principios de 2016 -último registro disponible- un total de 38.653 trabajadores, cifra que incluía los 2.788 efectivos de la Universidad de Oviedo. De ese número total, 9.797 eran interinos: o sea, el 25,3 por ciento. En el sector más numeroso, el sanitario, la tasa de interinidad era del 35 por ciento (5.251 sobre un total de 14.989). En el educativo, se situaba en el 28,4 por ciento (3.489 sobre 12.283).

En educación se celebraron oposiciones el año pasado, y en sanidad están desarrollándose este año. Dado que el objetivo que se han marcado las partes negociadoras es que a la vuelta de tres años la tasa de interinidad de las administraciones públicas haya descendido hasta el 8 por ciento, una aproximación creíble señala que el Gobierno asturiano haya de convocar en el próximo trienio unas 5.000 plazas fijas. Hasta la fecha, los únicos que han concretado datos de forma pública han sido los responsables sanitarios, que hablan de sacar a concurso-oposición entre 2.500 y 2.700 plazas.

A nivel nacional, el sindicato CSIF hizo ayer público un comunicado en el que señala que el Ministerio de Hacienda y Función Pública evaluará el mes que viene los preparativos de las comunidades autónomas para poner en marcha los procesos encaminados a reducir el empleo temporal en sanidad, educación y justicia, en el ámbito del acuerdo alcanzado el pasado mes de marzo. El mencionado acuerdo permitirá sacar a concurso unas 250.000 plazas en los próximos tres años. Se da la circunstancia de que el Congreso convalidará mañana, previsiblemente, el decreto que permite adelantar la oferta de empleo público en educación y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Cientos de interinos docentes asturianos esperan una convocatoria. Este año no habrá oposiciones, pero una cosa es no celebrar exámenes y otra no convocar. De lo que se trata es de abrir el proceso y ejecutar las oposiciones de 2017 el próximo año. En año par tocaría Secundaria, pero estamos ante un caso especial por la renuncia del Principado a celebrar en este ejercicio la oferta pública en Primaria, para la que estaban previstas 347 plazas. ¿Se podrían celebrar en un mismo año las oposiciones de Primaria y Secundaria? No hay traba legal para ello, pero está por ver que Asturias tenga capacidad organizativa.

"Tenemos la oferta previa, pero faltan las convocatorias en la mayoría de los casos. Por el momento hay que echar mano de los manuales de la última convocatoria", asegura Belinda García, responsable de una academia de formación con locales en Gijón y Oviedo.

Compartir el artículo

stats