Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mayor estudio cardiovascular del país

Asturias está peor que España en obesidad e hipertensión, y mejor en tabaquismo y colesterol

"Ha mejorado el control del riesgo cardiaco y circulatorio", afirma el médico asturiano Miguel Ángel Prieto, coordinador del trabajo

Asturias está peor que España en obesidad e hipertensión, y mejor en tabaquismo y colesterol

La población asturiana presenta mayores tasas de obesidad, hipertensión, diabetes y antecedentes de enfermedad cardiovascular (propia y familiar) con respecto al conjunto de España. Por el contrario, en el Principado son más bajos los índices de tabaquismo e hipercolesterolemia. Así lo establecen las primeras conclusiones del estudio "Iberican", la investigación sobre riesgo cardiovascular con mayor muestra de población llevado a cabo en España hasta la fecha.

En el estudio participan 7.000 personas, con una edad media de 58 años (los límites son 18 y 85 años), de las cuales 250 han sido encuestadas en Asturias. Se trata de ciudadanos que han acudido a una consulta de atención primaria, donde son entrevistados por su médico. "Estos primeros datos significan que ha mejorado el grado de control de los pacientes con riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y circulatorias, pero, aún así, todavía tenemos un margen de mejora muy amplio", explica Miguel Ángel Prieto Díaz, médico del centro de salud de Vallobín-La Florida, de Oviedo, y coordinador de Iberican.

La investigación ha sido promovida por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). El objetivo último se centra en "establecer una tabla de riesgo cardiovascular" que permita realizar predicciones rigurosas y, en consecuencia, optimizar la acción preventiva sobre cada paciente. Los impulsores del estudio aspiran a realizar un seguimiento de los pacientes a lo largo de los próximos cinco años.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad en Asturias. En 2015 originaron el 32 por ciento de las defunciones, frente al 26 por ciento debido a tumores y al 12 por ciento producido por las enfermedades respiratorias. Estas cifras varían de forma importante según sexo y edad, según los datos de la Consejería de Sanidad del Principado. Entre los varones, la primera causa de muerte son los tumores; en las mujeres, lo son las enfermedades cardiovasculares.

La cifra de 7.000 participantes en el estudio (que aún no ha sido completada) fue fijada para propiciar que los resultados obtenidos fueran significativos en todas las comunidades autónomas del país, señala el doctor Prieto. Como puede observarse en el gráfico que ilustra esta información, la tasa de obesidad del Principado rebasa ampliamente la del conjunto de España (45 por ciento de los encuestados frente a 35 por ciento), y en hipertensión (52 frente a 48) y en diabetes (20 por ciento frente a 19 por ciento) es ligeramente superior. En cambio, la tasa de fumadores de Asturias es menor que la estatal (14 por ciento frente a 18 por ciento) y también ha resultado más favorable las cifra relativa al exceso de colesterol (46 por ciento en Asturias y 50 por ciento en España).

Mención aparte merece un apartado del informe que indaga sobre los antecedentes de enfermedad cardiovascular en carne propia y en el ámbito familiar. "Hemos querido investigar con rigor el historial de cada paciente", subrayó el doctor Prieto. La encuesta a los enfermos se interesa por aspectos como el ictus, las cardiopatías, la insuficiencia cardiaca o la enfermedad arterial periférica (lo que coloquialmente se denomina "mala circulación"). La encuesta ha dado cifras sensiblemente más elevadas en Asturias que en España en patología cardiovascular previa, tanto en los propios pacientes entrevistados como en sus mayores.

A la vista de estos resultados, el doctor Prieto hace hincapié en la relevancia de la dieta mediterránea. "La mortalidad cardiovascular en los países mediterráneos es más baja que la del norte de Europa. Pero lo curioso es que, dentro de España, las cifras de mortalidad en las comunidades autónomas del Mediterráneo son más altas que en resto del país", subraya Miguel Ángel Prieto.

Compartir el artículo

stats