DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MARÍA TERESA SUÁREZ-GUANES YBÁÑEZ | Nueva condesa del Valle de Pendueles

"Mi líder fue Suárez, te miraba a los ojos y te convencía; Rajoy no me apasiona"

"Durante la Transición cada uno teníamos nuestras ideas, pero había un objetivo común; ahora eso no lo veo y me preocupa"

María Teresa Suárez-Guanes Ybáñez.

María Teresa Suárez-Guanes Ybáñez. EMILIO G. CEA

María Teresa Suárez-Guanes Ybáñez (Madrid, 8 de febrero de 1944) es la nueva condesa del Valle de Pendueles tras el fallecimiento, la pasada primavera, de su hermano José Luis Suárez-Guanes Ybáñez. Atiende a LA NUEVA ESPAÑA en el palacio de La Quintana (Pendueles).

- ¿Qué ha sentido al heredar el título y ser la segunda mujer, tras su abuela, que lo ostenta?

-Siento mucho respeto y responsabilidad por todos los que me precedieron. Mi abuela fue una mujer magnífica y muy cristiana que dejó mucha huella. Yo soy la segunda condesa titular, pero me gustaría nombrar a mi madre, María Teresa Ybáñez Pico, esposa del tercer conde de Pendueles, José María Suárez-Guanes Peláez. Hizo mucho por la casa y la unión de la familia y ejerció como condesa.

- ¿Para su familia qué significa este título?

-Es una responsabilidad. Debemos dar buen ejemplo. Significa recordar nuestros orígenes y todo lo que hemos vivido aquí. Es un título que quiero llevar con dignidad. Me gustaría ayudar al pueblo y a los demás en lo que pueda.

- ¿Qué relación tiene su familia con Pendueles?

-Mi bisabuelo José María Suárez-Guanes Ybáñez nació aquí. Emigró a América y ganó prestigio en el mundo de la política como senador por Santiago de Cuba. En su momento debió de hacer méritos para tener un título, pero a él, en aquel momento, no le gustó por ser político. Tenía una pequeña banca que luego se fusionó con la banca asturiana. La única hermana que vivía en Pendueles, Refugio Suárez-Guanes, vivía en esta casa. Murió sin hijos y la casa se la dejó a su hermano. Le dieron a elegir entre varios títulos y le gustó este. Mi bisabuela era de La Borbolla, y mi abuelo, de Pendueles.

- ¿Inició ya los trámites para lograr el título?

-Hay que esperar a que pasen seis meses desde el fallecimiento de mi hermano para iniciar los trámites. Una vez se cumplan presentaré los papeles. Para que se haga efectivo el cambio debe firmar el Rey. De momento sigo siendo Teresa Suárez-Guanes Ybáñez.

- Hábleme de la tradición familiar de pagar un ramu el día de la Sacramental.

-Es algo muy bonito que empezó con mi bisabuela, la primera condesa. Luego lo pagó mi tío Pepe, que era soltero. Más tarde heredó el título mi padre, que lo siguió pagando. Murió joven, pero mi madre siguió. Ahora el ramu lo pagamos entre todos los hermanos. Hacemos un altar con la imagen de la Virgen del Carmen. Es una tradición arraigada. Ojalá siga durante muchos años.

- ¿Cómo vive la familia la fiesta?

-Mis nietas se visten todas con el traje de aldeana. Yo me he vestido hasta que tuve 50 años para la Sacramental en Colombres, en Buelna y en Vidiago. Tengo un traje antiguo que quiero recuperar. Desde pequeña he tenido traje propio. Hemos heredado también trajes de aldeana de nuestras tías.

- ¿Conoce a la Reina Letizia?

-Si. La conocí cuando Colombres fue elegido "Pueblo ejemplar", en el año 2015, y los Reyes saludaron a los descendientes de mi bisabuelo, el conde de Ribadedeva, Manuel Ybáñez. Creo que está llevando su papel con dignidad teniendo en cuenta que no estaba preparada para ello. El Rey la ha ayudado mucho. Él es más cercano. Fue todo un honor conocerlos. La Reina Letizia es muy observadora.

- ¿Cómo valora la proliferación de partidos políticos que ponen en duda a la monarquía?

-La democracia y la libertad son muy importantes. Yo he militado en la UCD y he hecho en Vizcaya la Transición a tope. Mi marido, Álvaro Zurita Sáenz, fue teniente de alcalde del Ayuntamiento de Getxo por UCD y estuvo amenazado de muerte por la ETA. Teníamos protección. Recuerdo ir de la mano con el PSOE y el resto de partidos constitucionalistas a los entierros de la gente que asesinaban. Había una gran unión. Creo que el Rey hace un gran papel como moderador. Sólo Podemos cuestiona todo esto. Son antisistema que han aprovechado el momento de la crisis, la cual ha sido tremebunda. Entiendo que con tantos parados hubiese una revolución. Desde la concentración en la Puerta del Sol y gracias a algunos medios de comunicación han ganado protagonismo. Espero que se quede ahí y no aumente. Ojalá el PSOE recupere su lugar. El Rey hace de árbitro y es el representante de la unión de España. Son elementales unos pactos de Estado para crecer todos juntos de cara al futuro. Parece que ahora salimos de la crisis a nivel económico. Mariano Rajoy no me apasiona. Mi líder fue Adolfo Suárez. Te miraba a los ojos y te convencía.

- ¿Cuál fue su trabajo en la UCD?

-Fui una militante muy comprometida e integrante del consejo político en Vizcaya. Nunca he estado en el PP, pero sí en el Partido Reformista Democrático (PRD) de Antonio Garrigues. En los años de la Transición había una unión constitucionalista. Cada uno teníamos nuestras ideas, pero teníamos un objetivo común. Ahora eso no lo veo y me preocupa.

- ¿Cómo ve el panorama política actual?

-Si ahora mismo tuviese que votar, no sabría lo que hacer. Mi esperanza era Ciudadanos, pero de vez en cuando me da la impresión de que son contradictorios. Ahora quieren ser liberales, pero son de centro izquierda. Que lo digan, no pasa nada. El que es socialdemócrata es socialdemócrata. Mi marido era democristiano y yo he sido más bien liberal. Quiero decir que he ido a mi bola (risas).

- ¿Qué le gusta hacer aquí?

-Me gusta hacer de todo un poco. La playa me encanta. Mi playa favorita y a la que he ido siempre ha sido la de La Franca. Ahora vamos mucho andando a la de Vidiago. Pasear por Pendueles me gusta mucho, o ir a Llanes. El otro día fui a Covadonga con mis nietos a poner una vela a la Santina.

- ¿Qué aficiones tiene?

-Me apasionan la cocina y también las flores. He hecho exposiciones de flores y he tenido una empresa de catering. Hice el Bachillerato. Me casé muy joven (21 años) y mi pena es no haber pasado por la Universidad. Me hubiera gustado estudiar Política o Farmacia. También me gusta bailar y el día de la hoguera de la Sacramental estuve cantando con la pandereta junto a las demás mujeres (interrumpe la entrevista para cantar una de las estrofas de los cánticos de la hoguera). El año pasado por la muerte de mi marido y de mi hija no estaba para nada. Este año estoy más animada. Me gustan también mucho la política y la historia.

Compartir el artículo

stats