02 de septiembre de 2017
02.09.2017

La sequía se acentúa en el norte del país: llovió un 25% menos de lo normal desde octubre

Septiembre empieza con temperaturas más propias del otoño que del verano, y la próxima estación será cálida y seca

02.09.2017 | 00:24
Una mujer pasea por las calles de Oviedo bajo su paraguas.

El fatal verano no aparece por ningún sitio en las estadísticas. Pese al persistente orbayu y a las descomunales tormentas de agosto, en el noroeste del país llovió un 25% menos de lo normal desde el 1 de octubre del año pasado, según señala la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La falta de precipitaciones acumuladas en lo que va de año hidrológico no sólo afecta a Asturias, Galicia y Cantabria, sino también al conjunto de la península, aunque en menor medida: el déficit es del 12%. Cuando el valor medio habitual para esta época es de 601 litros por metro cuadrado, hasta ahora se registraron 531 litros. Otoño acentuará aún más sequía, ya que se espera que sea más cálido de lo normal en toda España y menos lluvioso en el norte.

Esa es la previsión que hace el portal meteorológico eltiempo.es, del que forman parte expertos como José Antonio Maldonado y Mario Picazo. También los datos de la Aemet señalan que hay un 50% de probabilidades de que los meses de septiembre, octubre y noviembre sean más caluroso de lo normal en Asturias. Sin embargo, en cuanto a las precipitaciones, los meteorólogos indican que "no hay una señal clara". De momento, septiembre juega al despiste. Empezó ayer con mal pie -frío, lloviznas y nieblas-, aunque mejorará hoy. Unas pocas horas de sol y volverán las nubes y los chaparrones mañana y el lunes. Ayer las temperaturas fueron más propias del otoño que del verano: la máxima fue de 22,4 grados a las dos de la tarde en Cabo Busto, mientras que la mínima, de 6,3 de madrugada en el puerto de Pajares.

Para hoy se espera una subida leve de los termómetros, que será menos acusada en el litoral. Cangas del Narcea y Navia podrían llegar a superar los 23 grados, aún así una temperatura baja para la época del año en la que estamos. Habrá predominio de cielos poco nubosos, salvo intervalos de nubes bajas a primeras horas en la zona oriental y de nubes medias y altas al final del día. También se esperan brumas matinales y algunos bancos de niebla en el interior. Para mañana, la Aemet pronostica la llegada de nubes y de lluvias débiles extendiéndose desde el oeste a partir del mediodía. Las temperaturas continuarán en ascenso.

El lunes llegarán más precipitaciones, sobre todo durante la mañana, ya que por la tarde podrá abrirse algún claro. La situación de inestabilidad que atraviesa la región se debe, según los expertos, a la incidencia de un frente frío procedente del Atlántico. Durante agosto, en Oviedo llovió la mitad de los días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook