Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi 700 médicos asturianos admiten que las farmacéuticas les pagan congresos

Las aportaciones van desde 15 euros por gastos a 16.781 incluyendo viajes y honorarios

Participantes en un congreso de médicos celebrado en Oviedo.

Participantes en un congreso de médicos celebrado en Oviedo. LNE

Casi 700 médicos asturianos reconocen haber cobrado de las grandes farmacéuticas, principalmente por asistir a congresos, reuniones y simposios de carácter científico, a lo largo del año 2016. Se trata de aportaciones que oscilan entre los 15 euros por la inscripción a un congreso de una doctora del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), hasta los 16.781 euros, incluidos los pagos de honorarios en metálico para otra doctora, en este caso vinculada a la Universidad de Oviedo.

En concreto, LA NUEVA ESPAÑA ha podido localizar a 690 facultativos asturianos que figuran en las listas de transferencias profesionales publicadas por las 19 mayores empresas farmacéuticas que operan en España. Es una información que de momento los médicos divulgan de manera voluntaria, pero que a partir de 2018 será de publicación obligatoria, según figura en el Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica. En el conjunto de España, las farmacéuticas pagaron gastos a los profesionales por un importe total de 112 millones de euros, y abonaron otros 79 millones en concepto de honorarios. Se estima que menos de la mitad de los facultativos accede a dar sus datos.

De los 690 facultativos que figuran en los listados de las farmacéuticas, una cuarta parte percibió honorarios en metálico por sus servicios profesionales, principalmente como organizadores o ponentes en esas mismas reuniones científicas, o por labores de asesoramiento o consultoría, en cantidades que por lo general se sitúan entre los 400 y los 600 euros, aunque en algunos casos superan los 10.000 euros.

Entre las grandes farmacéuticas, Janssen, del grupo Johnson&Johnson, es la que más transferencias realiza a los médicos asturianos: un total de 225 profesionales recibieron ayudas de esta compañía, 68 de los cuales percibieron pagos en metálico en concepto de honorarios. La siguiente es el grupo químico farmacéutico Esteve, que abonó los gastos de 171 médicos, 26 de los cuales también cobraron cantidades en metálico por sus servicios. Novartis y su filial Alcón Cusí realizaron transferencias a 90 médicos asturianos, y abonaron pagos a 17.

Además de a los médicos, las farmacéuticas también donan grandes cantidades de dinero a varias instituciones médicas de la región. Los hospitales, la Universidad de Oviedo o la Fundación Asturcor son algunas de las entidades que más dinero han percibido de las empresas.

El año pasado, el primero en que se difundieron las cifras exactas de estas aportaciones, menos de 400 médicos asturianos dieron su permiso para figurar en las listas. En esa ocasión, los datos se difundieron a través de la patronal Farmaindustria, que los reunió y sistematizó. Pero este año, las farmacéuticas han optado por difundir ellas mismas los listados, a través de sus portales web. Ese mecanismo hace más difícil acceder a esta información y analizarla.

No existe un criterio unificado para ordenar los datos, por lo que las empresas los ofrecen como consideran oportuno, y ninguna permite hacer una búsqueda por un criterio regional, lo que obliga, en la mayor parte de los casos, a revisar facultativo por facultativo para identificar a los que ejercen en el Principado.

Además, muchas compañías cuelgan los documentos en lugares poco accesibles. Merck, con sede en Alemania, aloja el documento en la web general del grupo, pero no en su página española. Pfizer, famosa por lanzar la viagra, obliga al usuario a recorrer todo un circuito de requisitos antes de descargar el documento. Y Bayer no permite acceder a un listado completo, sólo a un motor de búsqueda por el nombre o la ciudad en la que ejercen los facultativos que constan en el fichero. Estas maniobras han sido denunciadas por la Fundación Compromiso y Transparencia, que también denuncia la opacidad de firmas como Esteve o Grifols. En definitiva, una transparencia que por el momento, se queda más bien en translúcida.

Compartir el artículo

stats