29 de noviembre de 2017
29.11.2017

Diego Álvarez y Sandra García, ganadores de los premios Ebic Universidad

Los proyectos galardonados proponen soluciones a través de la tecnología digital

29.11.2017 | 02:01
A la izquierda, Juan Carlos Álvarez recoge el premio de su hijo, Diego Álvarez, de manos de Berta Bernardo. A la derecha Sandra García recibe el galardón que le entrega Julio Molleda.

La jornada ENTIC-Asturias también sirvió ayer de marco a la entrega de los II Premios Ebic Universidad, organizados por Espacio Blimea Innovation Center, el Centro de Ingeniería de Software de Informática El Corte Inglés en el municipio asturiano, que se inscriben en el acuerdo firmado con la Universidad de Oviedo y que en esta edición cuentan con patrocinio de HP.

Diego Álvarez García, con un proyecto sobre "Análisis de termografía infrarroja de un enfriador material" ha sido el ganador del primer premio. El proyecto propone una solución para el control y análisis de la temperatura del sínter durante el proceso de fabricación del acero y se ha puesto en marcha en la planta de ArcelorMittal en Gijón.

Sandra García Gutiérrez ha obtenido el segundo premio con su "Estudio técnico económico para la obtención de modelos tridimensionales mediante técnicas de visión artificial". El proyecto facilita la obtención de modelos 3D en pequeñas empresas sin realizar grandes inversiones en maquinaria o software. "Imagina que tienes una cafetera con el asa rota. A través de fotografías y con una impresora 3D podríamos tener un asa nueva en muy poco tiempo", explicó ayer Sandra García, que recogió su premio de manos de Julio Molleda, subdirector de Informática de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón y David Nava, director de Partners Estrategia de HP.

La ingeniera mecánica ve en la tecnología 3D un futuro lleno de oportunidades. Su proyecto supone volver al origen, a los planos de los objetos. "Necesitamos un objeto con textura pero a partir de ahí, sin tocarlo, podemos crear una replica". Es la técnica que se usó en la reconstrucción del edificio que se incendió en la calle Uría de Oviedo y podría ser muy útil a la hora de por replicar objetos que por su estado no pueden manipularse para que no se deterioren.

Diego Álvarez García no pudo acudir a la ceremonia y su padre, Juan Carlos Álvarez, fue el encargado de recoger el galardón, entregado por Berta Bernardo, directora de Espacio Blimea.

Los Premios se inscriben dentro del acuerdo de colaboración firmado con la Universidad de Oviedo y están dirigidos a titulados de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, de la Escuela de Ingeniería Informática de Oviedo y de los másteres universitarios del Centro Internacional de Postgrado, que hayan realizado el trabajo fin de estudios en el ámbito de las TIC. También pretenden motivar a jóvenes, profesores y empresarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook