Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Médicos y pacientes, a favor de la factura con el coste sanitario; PP e IU, en contra

"Es bueno que la sociedad se conciencie de que la sanidad es carísima, todo lo gratis tiende a despilfarrarse", destacan los facultativos

Médicos y pacientes, a favor de la factura con el coste sanitario; PP e IU, en contra

La medida que sopesa el Gobierno regional de implantar la "factura en la sombra" para informar a los usuarios de lo que cuestan los servicios sanitarios ha sido recibida con agrado por los representantes de los pacientes y de los profesionales de la sanidad, y también por los defensores de la sanidad pública. Sin embargo, algunos de estos portavoces consultados por LA NUEVA ESPAÑA advierten de que, de llevarse a la práctica, esta idea no solucionaría los problemas de fondo de la red sanitaria. El PP se opone a la implantación de la factura, mientras Izquierda Unida reclamará que el consejero de Sanidad explique su propuesta en la Junta General del Principado.

Susana Pérez-Alonso, presidenta de la Asociación de Usuarios de la Sanidad (Asencro). "Hace casi un año, Asencro pidió, en una reunión del Consejo de Salud, que de manera inmediata se empezase a dar factura por cada acto médico. Estaríamos muy satisfechos si se tomase en consideración nuestra propuesta, que no fue secundada por nadie en el seno del Consejo de Salud. Nos parece perfecto y debe hacerse ya".

Carlos Ponte, portavoz de la Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública de Asturias. "La factura en la sombra, concebida como una herramienta no de cobro, sino para que el usuario conozca y tome conciencia de los costes, puede parecer, en principio, una buena idea, pese a su indudable connotación mercantil. Descartado el mercantilismo como objetivo, se entiende que es una invocación a la responsabilidad del ciudadano. Sin embargo, es una apelación con las patas tan cortas que carece de verdadero interés. Si realmente se quiere apelar a la responsabilidad de la ciudadanía dejémonos de argucias y exijamos verdadera transparencia, información real de cómo se gasta el dinero público y rendición de cuentas en base a los resultados".

Antonio Matador, secretario general del Sindicato Médico de Asturias (SIMPA). "Implantar la factura en la sombra como una medida informativa, nos parece bien. Es bueno que la sociedad tome conciencia de que la sanidad no es gratuita, de que hay que pagarla y de que es carísima, y mucho más la hospitalaria. Todo lo que es gratis tiende a despilfarrarse. Si se pretende es que sea una medida disuasoria, lo veo más complicado. Ya ha habido intentos que duraron poco y que no resultaron disuasorios en absoluto. La cuestión clave es otra: potenciar la atención primaria. El usuario tiene la posibilidad de elegir si acude a atención primaria o a un hospital. Y sabe que en el hospital la asistencia va a ser buena porque dispone de más medios. Ahora mismo, en los centros de salud hay pocas sustituciones y se producen esperas".

Francisco Menéndez, responsable del sindicato SICEPA. "Me parece perfecto: el usuario debe de conocer el coste del servicio que se le está prestando. Y sería más importante aún informar a los usuarios de la existencia de la atención primaria y de las urgencias de atención primaria. Hay que reforzar la atención domiciliaria en situaciones como la que estamos sufriendo de gripe. No es de recibo saturar las urgencias hospitalarias por un proceso gripal. Es necesario que los partidos políticos dejen de usar la sanidad como arma arrojadiza. La sanidad está al borde del colapso, y se necesitan soluciones, no discusiones".

Carlos Suárez, diputado autonómico del PP. "El Gobierno regional no cesa de repetir que Asturias es la segunda comunidad autónoma que más gasta en sanidad. Ese dato es revelador, pero en un sentido contrario al que quiere darle el PSOE. El alto coste de los servicios públicos, y en particular el de la sanidad, es un lastre para los presupuestos autonómicos, y con esta medida el Gobierno pretende disuadir a los pacientes de que usen los servicios".

Gaspar Llamazares, diputado autonómico de IU. "Pediremos la comparecencia en la Junta del consejero de Sanidad y del gerente del Sespa para abordar la propuesta de factura en la sombra. Esta medida es inadecuada para un sistema público, al tiempo que inoportuna en este momento epidémico. Avanzar hacia la contabilidad analítica es positivo, no así intentar responsabilizar a los pacientes de la mala gestión de personal y de la mala gestión de la atención continuada".

Compartir el artículo

stats