09 de enero de 2018
09.01.2018
Presencia regional en el ranking de I+D

Casi 50 asturianos de seis disciplinas, situados en la élite científica nacional

Carlos Otín, José Barluenga, Antonio B. Fuertes y Alfredo Sanz, investigadores de la región más citados en el mundo

09.01.2018 | 01:48

Un total de 49 investigadores asturianos están situados en la élite de la ciencia española, según los datos actualizados que ha difundido la página web de ámbito nacional que recoge todos los datos referidos al denominado "índice h". Carlos López Otín, catedrático de biología molecular de la Universidad de Oviedo, es el líder destacado de esta clasificación, con un índice h de 92, que significa que 92 de sus artículos científicos han sido citados en al menos 92 ocasiones. Le siguen el catedrático de química orgánica José Barluenga, ya fallecido, con un factor h de 60, y el tercero, con 55, es Antonio Benito Fuertes Arias, también químico que ejerce en el Instituto Nacional del Carbón (Incar), emplazado en La Corredoria y dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). No todas las especialidades investigadoras tienen sus cifras completamente actualizadas.

La base de datos "indice-h.webcindario.com/" contiene en la actualidad información sobre 3.961 investigadores que trabajan en España, de los cuales 2.276 aparecen en los rankings de 157 áreas de investigación. El valor medio de los índices h de los que aparecen en los rankings es 30 (30 artículos citados por otros investigadores en al menos 30 ocasiones).

Los 49 científicos asturianos pertenecen a seis campos de investigación. La página ofrece un ranking por provincias (no por comunidades autónomas), y Asturias, con sus 49 investigadores, es la novena provincia con más presencia en los rankings. El índice h, de ámbito mundial, constituye una herramienta de medida de carácter acumulativo, que se engrosa en la medida en que un artículo sigue siendo citado. Eso explica que un autor ya fallecido pueda seguir progresando: su obra pervive.

Si se comparan los datos ahora publicados con los hace un año, se observa que algunos investigadores avanzan a un ritmo superior. Es lo que ocurre, por ejemplo, con Carlos López Otín, que en estos doce meses ha dado un salto de 87 a 92. José Barluenga ha pasado de 57 a 60. El mayor incremento, no obstante, es el protagonizado por Antonio Fuertes, que de 49 ha pasado a 55. Estas progresiones indican que una buena parte de los trabajos publicados por esos científicos están dotados de pujanza y capacidad de innovación. Otín es el segundo de su disciplina a nivel nacional; y el médico Carlos Suárez, ya jubilado, líder del país en el campo de la otorrinolaringología, seguido de Juan Pablo Rodrigo, discípulo suyo durante muchos años en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Con todo, conviene precisar -ya se ha apuntado antes- que algunos campos científicos no tienen sus guarismos totalmente actualizados. Eso explica que en el último año no haya variado el factor h de los 11 investigadores asturianos del mundo de la ingeniería. El mayor contingente de investigadores asturianos en la élite nacional lo configuran los 12 representantes de ciencias de la salud. Los restantes son 8 de química, 7 de biología, 4 de ciencias de la tierra, 4 de tecnologías agrícolas (todos del Serida) y 3 de matemáticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook