14 de enero de 2018
14.01.2018

Cae una red de abusos y pornografía infantil en Navarra con ramificación en Asturias

La Guardia Civil registra dos pisos en la región, donde hay un investigado, y detiene a cuatro personas en otras provincias

14.01.2018 | 00:25

La Guardia Civil ha desarticulado una presunta red de abuso sexual, agresión y pornografía infantil con ramificaciones en Asturias, donde se registraron dos domicilios y hay una persona investigada, aunque no se concretaron más datos. En total fueron detenidas cuatro personas, dos de ellas en Navarra como supuestos autores de los hechos y que además distribuían los archivos, y otras dos están siendo investigadas (una de ellas en el Principado).

La operación, bautizada como "Urimare", comenzó en Navarra a partir de una colaboración ciudadana donde los agentes pudieron identificar a un hombre de 37 años y a su mujer de 44, ambos residentes en esa comunidad y que se podrían estar dedicando a la pornografía, agresión y abuso sexual de menores de edad, según explicó la Guardia Civil en un comunicado.

A raíz de las investigaciones desarrolladas, los agentes procedieron a la detención de la pareja, al hombre como presunto autor de un delito de agresión sexual y abuso sexual a menores de 16 años, y a la mujer como su cómplice.

Como consecuencia de estas detenciones, se practicaron dos entradas y registros en sendas viviendas en una localidad de la comunidad foral que la Guardia Civil no ha identificado. En ambas se encontraron numerosos archivos de pornografía infantil, muchos de ellos elaborados por el propio detenido, que además se dedicaba también a su distribución.

Pero los agentes continuaron con las pesquisas y consiguieron recabar numerosa información adicional, que les permitió identificar a cuatro personas que estaban recibiendo de estos archivos.

En el marco de esta operación, se procedió a la detención de dos de ellas, de 59 y 62 años, y la investigación de las otras dos, de 45 y 77 años como autores de un presunto delito de corrupción de menores por tenencia y distribución de material de pornografía infantil. Según distintas fuentes consultadas, una de estas personas que está siendo investigada sería de Asturias.

Fruto de estas identificaciones, la Guardia Civil procedió al registro de cuatro domicilios en diferentes localidades de la geografía española, uno en la provincia de Barcelona, otro en la de Málaga y dos más en el Principado.

En esta operación fue incautado numeroso material informático (ordenadores portátiles, discos duros, memorias USB...) así como terminales telefónicos, utilizados para la comisión de los delitos y más de 15 Terabytes de imágenes y vídeos pedófilos.

La operación "Urimare" la desarrollaron componentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Navarra con la participación de las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de Málaga, Barcelona y Oviedo. Tanto las investigaciones como los registros y las detenciones fueron dirigidas por el Juzgado de Primera Instancia e instrucción 5 de la localidad navarra de Tudela, especificó la Guardia Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook