16 de enero de 2018
16.01.2018

El mercado a oriente medio condena a un 1% el crecimiento de terneros de IGP de Asturias, en 2017

La venta de ganado vivo a Turquía, Egipto, Libia y Argelia preocupa al Principado que apuesta por consolidar la venta nacional

16.01.2018 | 14:04

El mercado de terneros vivos de ternera asturiana a los países de oriente medio ha condenado la I.G.P. Ternera Asturiana a que el año pasado solo se haya registrado un 1% de aumento de los terneros registrados bajo esta identificación geográfica protegida en Asturias. ¿Por qué? Porque los terneros que se venden a Turquía, Egipto, Libia y Argelia, que son los principales consumidores de este tipo de ternera, compran los ejemplares vivos, con lo que no contabilizan como producción de I.G.P Ternera Asturiana. Para que un ternero contabilice como ejemplar de la Identificación Geográfica Protegida tiene que ser de una raza autóctona asturiana, nacer en Asturias, amamantarse y criarse en el Principado y ser sacrificado aquí.
Aunque el año pasado, fecha en la que esta I.G.P. cumplió quince años, se adhirieron a la marca 244 explotaciones ganaderas nuevas, tanto el Principado como la I.G.P. están preocupados por esta dinámica del mercado, y solicitan a los productores que opten por sacrificar a las reses aquí y venderlas en el mercado nacional, ya que el mercado de oriente medio es volátil y ofrece poca seguridad. Asturias necesita más cebaderos, algo que no es común en la región, que siempre se ha sostenido por un tipo de ganadería de alta montaña.
Esta mañana, la consejera de Medio Rural, María Jesús Álvarez; el director de Desarrollo Rural, Jesús Casas, el presidente de I.G.P. Ternera Asturiana, Rubén Fernández y Elena Cebada, gerente de esta misma marca de calidad, presentaron los resultados de la ternera con Identificación geográfica Protegida durante el año 2017. Los datos apuntan a que la producción controlada y certificada de la carne de razas bovinas asturianas continúa creciendo, con un incremento en producción y ventas, pero alertan de que este mercado se ha visto "dificultado" por la venta de terneros vivos que no ha visto finalizado su ciclo productivo en Asturias, perdiendo así la posibilidad de certificarse bajo la marca asturiana.
En cuanto al volumen del sector, el año pasado se certificaron en Asturias 23.642 terneros y 6.509.306 kilos de carne. Además, ha aumentado en un 7 por ciento la certificación de Ternera Asturiana ecológica, superando los 430.000 kilos.
En cuanto al mercado nacional la marca se consolida, y más de un 28% de la producción se vende en Madrid, Castilla y León y Baleares, que son los principales puntos de venta fuera de Asturias.
En estos quince años se ha trabajado mucho para consolidar esta marca que ya se sitúa como la cuarta marca de calidad española con mayor valor comercial, sólo por detrás de Queso Manchego, Jamón de Guijuelo y Ternera Gallega. Jesús Casas explicó que lo importante es que "el 75% de los ganaderos de carne asturianos se encuentran dentro de la I.G.P".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook